Famosos

El regreso agridulce de Rafa Nadal a Roland Garros: cae en primera ronda ante las lágrimas de su mujer y su hijo

No ha podido ser. El tenista mallorquín regresaba este lunes a la tierra batida que le ha dado la gloria en 14 ocasiones con intención de volver a morder el trofeo parisino pero su lesión le ha pasado factura y ha caído ante Alexander Zverev (6-3, 7-6(4) y 6-3), el cuarto en el ranking mundial, al que ha plantado cara con uñas y dientes. Su mujer y su hijo, que han visto el partido desde las gradas junto al resto de familia y el equipo técnico, se han convertido en el mejor apoyo del manacorí tras este mazazo.

772 días llevaba Rafa Nadal sin pisar Roland Garrós, desde que el 5 de junio de 2022, cuando se proclamó campeón por decimocuarta vez ante el jovencísimo Casper Ruud. El de Mallorca afrontaba este regreso con la ilusión de jugar en París, por primera vez, ante la mirada de su hijo, que este año se ha convertido en el fan número uno de su padre a sus 16 meses. Por su parte, Mery Perelló seguía el encuentro con visible sufrimiento, al igual que la hermana (Maribel) y la madre (Ana María Parera) del deportista. Ante la derrota de Rafa, ninguna ha podido evitar las lágrimas.

A sus 37 años, las lesiones han pasado factura a Rafa, que ha estado más de 12 meses retirado de los circuitos por un problema en el psoas ilíaco de la pierna izquierda. Fue intervenido el pasado mes de junio en la Clínica Teknon de Barcelona, donde también le trataron una antigua lesión del labrum en su cadera izquierda. Su vuelta a los 'ruedos' sabe a despedida y aunque ya se la ofrecieron en el Madrid Open de Tenis el pasado 1 de mayo, no ha querido cerrar las puertas en París: "Como podéis imaginar, teníamos algo planeado para él. Pero quiere dejar la puerta abierta, así que no le presionaremos para que haga nada. Es su decisión si quiere tener una ceremonia adecuada o un adiós y una despedida adecuada. Así que no lo haremos este año", ha desvelado la organización.

Tampoco la de los Juegos Olímpicos de París, donde quiere participar en dobles junto a Carlos Alcaraz: "Me motivan. Esto será una nueva oportunidad y espero estar bien preparado. Podemos hacer una buena pareja (con Alcaraz) y aspirar a cosas bonitas. Después de los Juegos, tengo que ver cómo me encuentro a nivel de motivación, físico y nivel de tenis para ver si tiene sentido seguir jugando". Descarta, eso sí, Wimbledon: "Parece difícil que vaya. No creo que sea adecuado hacer una transición de hierba a tierra cuando los Juegos son en tierra. No es una idea positiva. Tenía el sueño de jugar en Roland Garros y me he sentido competitivo, pero no ha sido suficiente".

Recordemos que el pasado 1 de mayo, Nadal se despidió de la Caja Mágica en Madrid tras llegar a octavos de final contra Jiri Lehecka. Fue homenajeado en la pista Manolo Santana ante un público entregado al ritmo de la banda sonora de 'Gladiator', la favorita de Nadal. "Solo puedo agradecer a todos quienes en algún momento me han ayudado en mi carrera. No ha terminado aún pero aquí sí. Es un regalo que habéis hecho durante 21 años. Madrid ha sido para mí más importante que un Grand Slam. Las emociones de Madrid se quedan conmigo para siempre", dijo emocionado.

Este lunes, la despedida en París ha sido un 'hasta luego': "Quiero dar las gracias, ha sido increíble la energía que he sentido. No sé si es la última vez que estaré aquí. No lo puedo decir al 100 por 100. Pero si es la ultima vez lo he disfrutado. La gente ha estado increíble y es difícil describir en palabras el amor que he sentido".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud