Famosos

Cristina Pedroche desvela el episodio más duro de su maternidad: "Pensé que me iban a quitar a la niña"

  • La presentadora de Atresmedia y colaboradora de 'Zapeando' se ha abierto en canal en el libro 'Gracias al miedo', ya a la venta, para compartir con los lectores la angustia que siente desde que es mamá
  • Cree que no ha tenido ni tiene depresión posparto, pero diez meses después del nacimiento de su hija sigue llorando a diario. Ha necesitado ayuda psicológica y psiquiátrica

Este miércoles 5 de junio sale a la venta Gracias al miedo. Una historia de valentía, descubrimiento y amor incondicional (Editorial Planeta), un libro en el que Cristina Pedroche se ha abierto en canal para contar la revolución que ha supuesto en su vida ser mamá, pero también para transmitir el dolor que ha sentido ante algo tan maravilloso por sus miedos a no estar a la altura, a decepcionarse, a ser juzgada en cada instante o a no poder con todo.

A través de sus redes, la vallecana de 35 años ya nos había hecho partícipes de cómo su vida ha cambiado radicalmente desde que el 14 de julio de 2023 naciera su hija Laia. Sin embargo, su desahogo sobre papel ha ido más allá, pues ha desvelado aspectos tan íntimos como desgarradores sobre cómo le ha afectado a nivel psicológico este gran cambio en su vida. Porque, reconoce, el ser una persona que siempre ha sido tan exigente le hizo querer tener todo bajo control desde el primer momento. Y su primer golpe llegó cuando no pudo controlar ni cómo ni cuándo iban a dar la noticia de su embarazo, pues una revista les reventó la posibilidad de hacerlo ellos antes de llegar a las doce semanas de gestación. "Nos hicieron mucho daño y eso desencadenó nuevos miedos, temía no poder controlar mi propia vida, que la gente pudiese explicar cosas de mí sin que yo pudiera contarlas antes", ha confesado Cristina.

Tras pasar meses cuidándose y preparándose obsesivamente para su hipnoparto, tampoco en el hospital las cosas fueron fáciles, y le afectó mucho escuchar, en el desvelo de la noche mientras la niña mamaba, a dos personas tras la puerta de su habitación criticándolos a ella, a Dabiz y hasta a su bebé. Ahí pensó que ser hija de la Pedroche era casi un castigo, y reconoce que "la hundieron" y se acrecentaron tanto los miedos a que su hija fuese siempre criticada que pasó las primeras semanas de su posparto encerrada y sin salir de casa para que nadie viera a su pequeña.

Pero lo más fuerte lo vivió cuando Laia tenía dos meses y medio. Agotada por la falta de sueño, decidió tumbarse para amamantarla, pero involuntariamente sucumbió al cansancio y se quedó dormida. La niña se cayó al suelo. "Me sentí la peor madre del mundo por quedarme dormida. Su cuerpecito se había deslizado entre la cama y la cuna colecho. No se me quita a imagen de ella llorando, tan pequeña, en el suelo. ¿Cómo había sido capaz de quedarme dormida, qué tipo de madre era? No paraba de fustigarme y en mi mente se dispararon ideas apocalípticas que me bloquearon", escribe en el libro antes de compartir que no podía dejar de pensar: "Me la van a quitar. Ya está, hasta aquí he llegado: dos meses. Me muero".

A raíz de aquello, Pedroche necesitó ayuda psicológica y, posteriormente, psiquiátrica. Pero ni la terapia evitó que la mujer de David Muñoz siguiese sintiendo miedo, dolor y pena ante la situación más maravillosa de su vida, pensando constantemente que su hija se podía morir, a pesar de que la caída no le afectó en absoluto.

"Cuando se cayó, todo mi mundo se vino abajo. Lo poquito que había construido en dos meses se fue a la mierda. Tuve que empezar de cero o de menos doscientos. Ahora, pasado el tiempo, me he construido otra vez, pero sigo notándome muy frágil. A nada que pase, me desmorono", ha reconocido Cristina, que cree que ya está "saliendo del pozo" a pesar de que sigue llorando a diario y sintiéndose muy afectada por cada crítica que sigue recibiendo en redes. Esperemos que las del libro sean menos agresivas y por fin pueda despedirse del miedo, la angustia y el dolor, y disfrutar como debe de su maternidad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud