Famosos

Tamara Falcó se confiesa como nunca: "Me da miedo que fracase mi matrimonio con Íñigo"

Llegar hasta el altar no fue tarea fácil para la marquesa de Griñón. El compromiso con Iñigo Onieva se rompió cuando saltó en redes aquel famoso vídeo del empresario besando a otra mujer en un festival de Nevada. Poco después, retomaron su historia de amor con los mil inconvenientes y contratiempos que surgieron en los meses y semanas anteriores a la boda. Sobre todo esto se ha sincerado Tamara Falcó en una entrevista para Yo Dona, donde habla también de sus proyectos, sus deseos de maternidad y sus miedos más profundos: "Me da miedo que fracase mi matrimonio".

La hija de Isabel Preysler se ha abierto en canal para una entrevista que verá la luz este fin de semana y de la que TardeAR ha mostrado un adelanto este jueves: "Al final por A o por B mi vida nunca es normal", dice la marquesa. "Hay veces que dudo que ni siquiera yo me conozca. Casarme ha sido una muy buena decisión. Sé que ahora soy muy feliz en mi vida y en el matrimonio", ha dicho. Unas palabras que ponen de manifiesto el buen momento que pasa la marquesa con el madrileño tras sus idas y venidas. Precisamente, de sus sonadas crisis y del perdón que le concedió a su marido con aquella segunda oportunidad también contaba: "Para mí la mentira me horroriza. Yo creo que hay que intentar perdonarlo todo". Y añade: "Lo bueno de perdonar es que tú también dejas una carga. El perdón es un don, no lo hubiera podido perdonar por mí sola. Hubo tanto daño ahí que es verdad que todas esas heridas necesitas mucho tiempo para sanarlas".

Su deseo de ser madre

Otro de los asuntos sobre los que se sinceraba era sobre su deseo de ser madre. Algo que es conocido de sobra, desde que su hermana pequeña Ana Boyer diese a luz a su tercer hijo, fruto de su relación con Fernando Verdasco: "Estamos deseando ser padres. Estoy siguiendo el programa de fertilitas pero igual no puede ser", confesaba, admitiendo que quizás sea un sueño que se quede por cumplir. "Lo asumo con mucha paz", añadía. No así otras posibilidades de futuro: "Tengo muchos miedos, como que mi matrimonio no funcione o el día que mi madre no esté, porque al fin y al cabo siempre ha sido un apoyo gigante para mí".

Ahora, Tamara se encuentra en uno de sus mejores momentos con su reciente fichaje para ocupar la silla que Edurne dejó vacía en Got Talent. Por su parte, Íñigo, también atraviesa una de las etapas más dulces con la inauguración de su nuevo restaurante, el negocio que abrió con 'El Turronero' e Iván Espinosa de los Monteros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud