Famosos

Julián Muñoz prepara su venganza póstuma contra Isabel Pantoja: todo se sabrá cuando él no esté y sólo afecte a ella

Isabel Pantoja y Julián Muñoz en el Rocío, en 2003

La historia de Isabel Pantoja y Julián Muñoz es la de un inesperado romance que acabó con una sonada ruptura con todos los ingredientes necesarios para instalarse en la memoria ibérica más cañí: la pasión amorosa entre una de las mujeres más famosas, la viuda de Paquirri, la viuda de España, y un político muy polémico incluso antes de conocerse sus tejemanejes, y un adulterio exhibido hasta el disparate con empalago de imágenes y de corrupción. Pero sobre todo por la historia del auge y caída en desgracia de los protagonistas y la venganza de la mujer despechada, los juicios y la cárcel. Ahora llega otra venganza. O eso dice Julián Muñoz.

"Siempre le ha gustado escribir y lleva haciéndolo mucho tiempo. Julián desde hace muchos años ha tenido la costumbre de siempre escribirlo todo. Lo ha escrito desde su propio perdón, es una cosa bonita y hay muchas personas en esas páginas. Supongo que estaré yo", avisó Mayte Zaldívar hace unos días desde el plató de DeViernes y después, claro, llegó la bomba porque Isabel Pantoja, por supuesto, está en esas páginas: "Las personas que estaban en su vida están dentro de esas hojas. Yo no vengo a juzgar a nadie, pienso que está lo que ha vivido. Si es malo y alguien se siente perjudicado, será su problema". Y a buen entendedor pocas palabras bastan.

Julián Muñoz está muy enfermo, sufre "un cáncer galopante", como contó él mismo hace unas semanas durante un paseo por Marbella, tras pedir el alta voluntario del hospital donde estuvo ingresado durante más de tres semanas, en Marbella. El ex edil prefiere continuar con tratamiento ambulatorio en el domicilio de su hija Eloísa hasta que Dios decida. Es allí donde Julián Muñoz "prepara su venganza contra Isabel Pantoja", tal y como adelantó Luis Rollán en Fiesta hace un mes. En esas páginas que lleva escribiendo tanto tiempo habla de su vida "de toda su vida", nos insisten y en ella todo hay hueco para esos años que pasó con Isabel Pantoja de los que se arrepiente tanto", señalan.

Según una persona muy cercana al ex alcalde, Julián ha escrito todo lo que sabe y no quiere llevarse todos los problemas que sufrió con Pantoja y que les llevaron a la cárcel, entre otras cosas, porque cree que la tonadillera no se portó bien y tiene mucha rabia. Prueba de ello es la frase de Mayte Zaldívar de hace unos días en televisión: "Si es malo y alguien se siente perjudicado es su problema". Además, cuando todos esos folios se publiquen, él ya no estará para asumir posibles consecuencias o denuncias por eso no lo ha hecho antes.

Apenas seis años de amores, corrupción y tormentos

En realidad, la madre de Kiko Rivera y el sucesor de Jesús Gil estuvieron juntos de 2003 a 2009. Se supone que se ha dicho todo, se han cumplido las penas y hasta hubo una docuserie, pero ahora, justo en la época de aquel Rocío de hace 21 años, un Julián Muñoz con su salud al límite, avanza unas memorias que según su entorno podrían terminar de destrozar la maltrecha imagen de Isabel Pantoja.

La tonadillera, que en mayo de 2003 tenía 46 años, y Julián Muñoz, nueve años mayor, disfrutaron de un romance muy difícil desde el principio. Tras su relación con Diego Gómez, la viuda de Francisco Rivera comenzó a salir con el entonces alcalde de Marbella, lo que generó un gran revuelo porque el político estaba casado con Mayte Zaldívar. El 28 de febrero de ese año, la artista acudió al acto institucional de izado de bandera en Marbella con motivo del día de Andalucía, protagonizando las primeras imágenes junto a Julián Muñoz y Mayte Zaldivar.

Muñoz explicó que Isabel era "una amiga de la familia" y el 17 de marzo la artista amadrinó un avión de la compañía Air Europa con el nombre de la ciudad y acudió como invitada al pabellón de Andalucía durante la Feria del Turismo (Fitur) en Madrid). Días después, se les pudo ver juntos en la fiesta de La Candelaria.

Los rumores y la presión mediática se hizo insostenible. "Se ha especulado mucho con este tema y se han dicho muchas barbaridades. Mi mujer no ha puesto ninguna demanda de separación, porque no tenemos intención de separarnos", dijo Julián Muñoz a finales de marzo de 2003. Mintió, por supuesto: la propia Isabel, estando bajo juramento, durante el juicio por el caso Malaya, confesó, ante la pregunta del juez, el momento exacto en el que comenzó su relación: "Fue en el año 2003, en una Candelaria del 19 de marzo, el Día de San José. Pero esa relación no estaba consolidada, quiero dejarlo muy claro, porque él me decía que estaba separado, pero yo no me lo creía", matizó sentada en el banquillo, no en un plató de televisión. "Entonces, en El Rocío de 2003, en junio, por la mañana, antes de salir de mi casa de El Rocío, apareció con su abogado y el documento que certificaba que tenía la demanda de divorcio", sostuvo ante el tribunal que la juzgaba.

"Corrupción en Marbella"

Las escandalosas imágenes en El Rocío de aquel año pertenecen a la gran historia del corazón. La revista QMD, ya entonces, publicó una portada bajo con el alcalde y su novia en una calesa, besándose, y con el titular "Corrupción en Marbella", todo un adelanto de lo que vendría después. Se les vio juntos en Cantora pero también en El Arenal, el pueblo abulense de Julián Muñoz. De la mano y entre besos y lágrimas, despidieron juntos a Rocío Jurado en un velatorio plagado de medios. Tres años después, Julián Muñoz ingresó en la cárcel. El exedil fue detenido en 2006 y condenado a 20 años de cárcel por varios casos de corrupción urbanística investigados en la 'Operación Malaya'.

Isabel Pantoja tuvo que soportar diversas críticas y acusaciones tras visitar a su novio a la cárcel. Y en febrero de 2009, tras fuertes rumores de separación, Isabel Pantoja confirmó la ruptura: "Mi relación con Julián ha terminado. Ha sido una decisión muy dolorosa", dijo en una exclusiva pagada por la revista Hola. "Llegó un momento en que pasó algo que ha sido el error más grande que Julián ha podido cometer conmigo: el mentirme. Y yo nunca he perdonado el engaño", dijo. Sería solo una más de las muchas veces que ha vendido su vida. En diciembre de 2009, fue más lejos, también con cheque de por medio: "Cuando rompí con Julián, no había dejado de quererle: mi corazón podía más que la cabeza", señaló. "Quiero que Julián se olvide por completo de que existo y que me deje tranquila. Que no me nombre más. Si no, también le voy a nombrar yo a él", advirtió. La cantante también aludió ya a sus propios problemas judiciales. "Tengo fe en la Justicia; estoy esperando. Lo que sí digo es que estoy tranquila, muy tranquila, porque yo no he hecho nada". Isabel Pantoja entró en prisión el 21 de noviembre de 2014 por blanqueo de capitales. El 2 de marzo de 2016, salió de la cárcel en libertad condicional.

Julián Muñoz apenas pasó cinco años en prisión debido a su delicado estado de salud. Hace dos años y medio logró la libertad condicional por "enfermedad grave e incurable" y mandó un mensaje a su ex. "Cada uno en esta vida tiene que cargar con sus alforjas. Yo no sé si tiene problemas económicos o no los tiene y además, sinceramente, tampoco me interesa ni me preocupa".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud