El conde italiano se ha visto engullido por la polémica protagonizada por Ana Obregón y sus presuntas donaciones a la Fundación Aless Lequio, de la que él mismo es vicepresidente. Tras un intercambio de mensajes entre ellos a través de los medios de comunicación que ha puesto de manifiesto la tensa relación que mantienen tras la muerte de su hijo, Alessandro ha decidido cortar por lo sano con toda polémica: "Máximo respeto a la madre de mi hijo, le tengo cariño, le tengo aprecio y le tengo sobre todo un máximo respeto".

El conde italiano 'frena' de esta manera la guerra que estaba empezando a gestarse entre ambos: primero por las insinuaciones de Ana señalando a su ex como el 'topo' de las informaciones publicadas sobre sus cuentas y después por los dardos que ella misma lanzó contra el que fuera padre de su hijo: "A mi hijo siempre lo mantuve yo, nunca necesité ningún hombre, hasta su entierro", dijo hace unos días. Él respondió unas horas después desde su propio programa: "Hablar del pasado me parece oscuro y malicioso".

Pasado el primer impulso, Lequio no quiere continuar con esta guerra y ha reculado este martes: "El término malicioso y oscuro es algo que yo uso en plan de broma en el plató, es que el tema es agotador". Niega que fuera un "dardo" y asegura: "No hay nada, la fundación no tiene ningún problema, Ana no tiene ningún problema y yo no tengo ningún problema". Y ha añadido: "Ana y yo hemos tenido una relacion extrordinaria articulada alrededor de nuestro hijo, siempre nos hemos llevado de maravilla y nunca hemos tenido ningun problema".

El conde siempre ha intentado mantenerse al margen de la exposición mediática que tanto le gusta a Ana Obregón. Más allá de su puesto como tertuliano en las mañanas de Mediaset, Lequio disfruta de una vida tranquila y alejado de los focos, llorando la pena por la muerte de su hijo en la más absoluta intimidad. Tampoco ha querido participar en la presentación de Ana Sandra, a la que ni si quiera conoce todavía. "Yo llevo 25 años con una persona, estamos casados, tenemos una hija, estamos felices y ya está".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud