Famosos

Lara Dibildos celebra tres meses de noviazgo con Cándido Conde-Pumpido: "Una es rubia, pero no es tonta"

El 2023 le va a dejar a Lara Dibildos un sabor agridulce, porque es el año en el que ha despedido a su madre, la gran Laura Valenzuela, y a su madrina televisiva, María Teresa Campos, pero también es el año en el que ha encontrado, de nuevo, el amor: "Llevaba seis años soltera, ya me tocaba y una es rubia, pero no es tonta", ha dicho con sonrisa de oreja a oreja.

Hace ya tres meses que la actriz comenzó a salir con el abogado Cándido Conde-Pumpido, divorciado y padre de dos hijos: "No conocimos en el teatro, porque era amigo de un compañero mío, y nos reencontramos en una boda, después de fallecer mi madre. Y lo primero que me dijo fue 'Estoy soltero", ha recordado en Y ahora Sonsoles. "Primero fuimos amigos. Tuvo mucha paciencia porque yo estaba muy mal, me apoyó muchísimo. Tiene mucho sentido del humor, inteligente y muy buena persona, es muy buen compañero de viaje", dice embelesada la enamorada. Eso sí, habrá que esperar para la boda: "No, hace poco fui a una boda y cuando tiraron el ramo salí corriendo. No entra en nuestros planes".

Lara asegura que "siempre hay que creer en el amor pero hay que dejar de buscarlo". Ella, desde luego, ha vivido grandes amores. Primero con Fran Murcia, con quien tuvo a su primer hijo; después con Álvaro Muñoz Escassi, con el que nació el segundo retoño: "Cada amor se vive de una manera porque son etapas diferentes de la vida. De Álvaro me enamoré locamente, me habría ido a Singapur si me lo hubiera pedido. Ahora somos familia", cuenta.

Duelo por su madre, Laura Valenzuela

Se cumplen ya seis meses del fallecimiento de la querida Laura Valenzuela. No ha sido fácil sobrellevar la pérdida para Lara, que ahora asegura haber recuperado la energía y la ilusión: "Aprendes a vivir sin ella. Sé que está ahí y hay que continuar. Tengo ganas de vivir", dice.

La presentadora murió con 92 años: "No sé si fue consciente de que se iba. Tenía una salud de hierro aunque llevábamos varios meses entrando y saliendo, pero siempre por cosas menores. Se puso muy malita apenas dos semanas antes de su muerte".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud