Famosos

Carmen Martínez Bordiú, sus planes y su reencuentro con El Chatarrero: "Me llevo muy bien con mis ex"

Donde hubo fuego hay rescoldos. En el caso de Carmen Martínez-Bordiú y Luis Miguel Rodríguez, empresario líder en el comercio de chatarra, esas brasas de su antigua pasión siguen ahí, transformadas en una sólida amistad. En una entrevista que le hizo Bertín Osborne a la nieta mayor de Franco, ella confesó con abierta sinceridad que el gran amor de su vida había sido Luismi, con el que Carmen compartió amor y vida en común durante tres años. Las infidelidades del empresario provocaron la ruptura aunque no la amistad. Después de la separación, anunciada por Carmen en una portada de la revista Hola, posando en el pazo de Meirás, el Chatarrero y la primogénita de Carmen Franco compartieron mesa y mantel en un restaurante de Madrid.

Un episodio poco conocido, la deuda económica que contrajo Luismi con Carmen por un préstamo de ella, devuelto con demasiado retraso, tampoco les alejó demasiado tiempo. Según confesó el propio Luis Miguel a El Mundo, todo quedó saldado perfectamente a su debido tiempo. La sucesora de Carmen en la vida del empresario fue Ágatha Ruiz de la Prada, amiga de la ex duquesa de Franco y quien le presentó a Luismi cuando aún estaban juntos.

Este fin de semana, Carmen asistió en Madrid a la boda de su sobrino Daniel, hijo de su hermano Cristóbal y de la modelo Jose Toledo. Pero el domingo sorprendió apareciendo en la plaza de Las Ventas con Luis Miguel, los dos son muy aficionados a los toros. "Ella me llamó, fuimos a comer y luego a la corrida", comenta Luismi a Informalia. "Luego la dejé a ella y a la amiga que la acompañaba. Yo siempre me llevo muy bien con mis ex", puntualiza.

Estos días, en Madrid, Carmen se ha sentido agobiada por la prensa, les ha pedido que la dejen tranquila y no ha querido hacer declaraciones. Les ha dicho a los reporteros que su acoso es lo que le hizo instalarse en Portugal, donde tiene fijada su residencia en la costa de Cascais. Hasta ahora, vivía acompañada por Tim MacKeague, un australiano 35 años menor que ella (Carmen tiene 72), al que todo el mundo consideraba su nueva relación sentimental. Sin embargo, sus amigos aseguran que se trata solo de un buen amigo, un coach que la ha cuidado con sus consejos, compañía y afecto. Tim sería una especie de fisioterapeuta físico y espiritual.

Parece que Tim ya no está siempre en Portugal junto a Carmen. Ella ha pasado parte de este verano en la India, él viaja a Australia de vez en cuando y ella viene a España más a menudo que antes, sobre todo a su finca de Cazalla de la Sierra, cercana a Sevilla, donde sigue muy de cerca los productos que se cultivan allí y la cría de animales.

Carmen ha animado a unos amigos españoles a comprar la casa vecina a la suya en Cascais, donde le gustaría tener a alguien cerca, porque nos cuentan que a veces se siente algo sola y tiene nostalgia de España, de la gastronomía, de la animación y la vida de nuestro país, pero dice que le frena que la prensa no la deje tranquila. También es cierto que Portugal ha tenido un régimen fiscal muy favorable para el extranjero que se compre una casa en el país. Carmen heredó una gran fortuna de su madre y está desligada de los negocios de sus hermanos, que le habrían comprado su parte de la herencia familiar.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud