Famosos

Las mentiras que se difunden sobre Daniel Sancho y su ex novia relacionadas con Froilán

"No dejes que la verdad te estropee un reportaje", reza un irónico dicho que advierte de uno de los defectos de cierto periodismo. Viene a cuento a propósito de algunas supuestas noticias que se han publicado recientemente y cuyos titulares eran demasiado jugosos como para renunciar a los clicks que pudieran conseguir aunque no fueran ciertos. Pero no: Daniel Sancho coincidió en contadas ocasiones con Froilán en lugares de moda, como muchas personas de determinadas edades y con posibilidades económicas como para permitirse entrar en los templos de la noche más exclusivos. Fin de la cuestión. Ni amistad ni llamada desesperada de Daniel Sancho al hijo de la infanta Elena para que moviera gracias a sus relaciones con la familia Borbón los hilos necesarios para ayudar al presunto asesino de Edwin Arrieta, encarcelado en Tailandia desde hace más de un mes acusado de acabar con la vida del cirujano colombiano y descuartizarlo. "Es absurdo, sencillamente", explica a Informalia una fuente del entorno familiar del nieto de Sancho Gracia. "No saben qué inventar para engordar y estirar esta tragedia, como si no fuera ya de por sí lo bastante terrible", añade.

Se ha dicho que Froilán sí es amigo de Laura, la que fuera novia del hijo de Rodolfo Sancho hasta mediados de este verano y cuya relación duró más de cuatro años. Tampoco es cierto. De igual modo, como en el caso de Daniel, han podido coincidir en determinados lugares de Madrid como otras muchas personas que se mueven en esos ambientes, pero nada más.

También se ha comentado que Laura, que tiene 28 años, ha sido enviada por su familia fuera de España para mantenerla alejada del tsunami mediático que ha supuesto la implicación de su ex en este terrible suceso. No es cierto: la joven, que trabaja en la empresa de su madre, relacionada con la venta de automóviles de lujo, mantiene su residencia en la capital, en concreto en la zona del Paseo de la Habana, matizan las fuentes consultadas. "Este fin de semana estaba en Madrid. Puede hacer viajes, como mucha gente, pero eso no significa que deje España ni se aleje de su madre, a la que está muy unida", nos aclaran.

Daniel Sancho se enfrenta a la justicia tailandesa como cualquier otro ciudadano extranjero. Personal de la Embajada sigue su caso y le proporcionan a él y a su familia lo necesario en estos momentos complicados (viajes, alojamientos, citas con sucursales bancarias...), mientras que la fiscalía del país le asignó un abogado de oficio, Kun Anan, para que elaborara su defensa. El letrado, sin embargo, ha sido ya retirado del caso por expresa decisión de Rofolfo Sancho, que solicitó un experto "que hablara castellano" para afrontar el proceso. Desde España, el protagonista de Mar de plástico ha contratado los servicios del bufete Chippirrás-Balfagón y también los de Marcos García Montes, que trabajan sin descanso para reducir al máximo la condena de Sancho.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud