Famosos

Carolina Molas e Isabel Preysler, grandes ausentes en la preboda de Tamara Falcó e Íñigo Onieva

Mucho se ha hablado de la lista de invitados a la boda de Tamara Falcó e Íñigo Onieva ya que la lista inicial era de 4.000 personas y muchos nombres se han caído por limitaciones obvias de aforo. La Marquesa de Griñón explicaba hace unas semanas en 'El Hormiguero' que algunos rostros que no asistirán al enlace, sí que lo harán a la fiesta de después. En la preboda ha pasado algo parecido.

Tal y como se ha comentado a lo largo de esta semana en diferentes medios de comunicación, la preboda que ha tenido lugar este viernes se hacía como una especie de 'bienvenida' a todos los invitados que vienen de fuera de España para que conozcan a rostros conocidos de nuestro país y también pudieran charlar con la familia más cercana de los novios.

Lo que viene siendo una antesala de lo que será mañana. Sin embargo, en la noche del viernes conocíamos gracias a Pilar Vidal que muchos de los invitados que han ido a la preboda en el Hotel Ritz no asistirán mañana a la boda, por lo que también se trata de una manera de 'celebrar' su enlace de forma anticipada.

Tras ver los rostros conocidos que han acudido a este prestigioso hotel de Madrid ha llamado especialmente la atención la ausencia de dos personas muy importantes en la vida de los novios: Carolina Molas e Isabel Preysler.

Isabel se encuentra en su casa de Puerta de Hierro esperando con felicidad que llegue el momento en el que su hija se de el 'Sí, quiero' con Íñigo y, como tiene a sus nietos consigo, ha preferido no asistir a esta fiesta que, como decimos, se trataba de un primer contacto para muchos... puesto que ella es de sobra conocida y prefiere hacer su aparición el día fuerte de este fin de semana.

De esta manera, parece que Carolina Molas se ha puesto de acuerdo con su consuegra -o lo ha decidido de forma unilateral- no asistir a la preboda para evitar comentarios o especulaciones sobre una posible -y nula- competición entre ambas. Los que sí que han asistido han sido sus hijos, Alejandra y Jaime Onieva.

En el Hotel Ritz se ha dejado ver el padre del novio, Íñigo, quien vive en México y el que no ha dudado en asistir en compañía de su pareja. Cumpliendo así el patrón que se ha explicado hasta la saciedad sobre los invitados que acudirían a la preboda: personas de fuera del país con ganas de tener un primer en contacto en la ciudad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud