Famosos

Matamoros pelea los 30.000 euros de la exclusiva de su boda y algo más por su luna de miel en Catar

Estuvo a punto de romper el contrato al sentirse traicionado por Lecturas pero finalmente Kiko Matamoros, tirando de razón y pensando en lo que le iba a costar romper el contrato, además de no embolsarse la pasta, decidió seguir adelante. De ahí que el pasado lunes, Matamoros y su flamante esposa protagonizaran la portada junto con dos de los hijos de él, Diego y Laura, dejando a la novia a un lado, poco menos que como un personaje más, casi de atrezzo.

Los tres personajes que aparecen tienen más protagonismo que Marta López Álamo en la portada, que está como desplazada de la foto. Pero el dineral que se han embolsado compensa todo. Y del mosqueo inicial han pasado al "dientes, dientes" como si nada. ¿La culpa de ello? Los 30.000 euros que se han embolsado por la exclusiva de la boda, según deslizan a Informalia personas conocedoras del acuerdo.

Lea también: Kiko Matamoros y Marta López Álamo inician su luna de miel en Doha

No obstante, esto es solo por la boda, puesto que el matrimonio ha cerrado con la revista un pack de varios reportajes. Uno de ellos, el que se publicó la semana previa a la boda, en el que aparecía Marta López Álamo con el vestido de novia. Aunque algunas fuentes cuestionan que ese reportaje formara parte del acuerdo: "Tengo mis dudas de que se hubiera hablado de ese reportaje. No lo tengo claro", nos dicen. Fue ese reportaje en el que la novia se vio desplazada de la portada por Makoke, la exmujer de Kiko, para que esta se diera el capricho de erigirse en protagonista dos días antes de la boda, algo que cabreó muchísimo al contertulio de Sálvame, como ya hemos contado en Informalia. También estaría pactado el viaje de luna de miel, que empieza en Doha, como hemos podido comprobar y hemos publicado después de pillarles en el aeropuerto y seguirles en el avión hasta la capital de Catar. Este otro reportaje nos dicen que "se ha valorado por debajo de los 30.000 euros de la boda".

La duda que nos plantean es si Kiko habrá cobrado la exclusiva íntegramente. Según nos dicen fuentes del sector, la revista estudia con sus abogados la posibilidad de reducirle considerablemente la cifra pactada. Y todo porque el monumental cabreo que Kiko se cogió con Lecturas por la portada de la semana anterior, con Makoke desplazando a Marta como personaje principal, le llevó a permitir que la boda fuera televisada, dejando en mínimos la exclusiva de la revista. "Es como si Kiko hubiera abierto las puertas de su boda a todo el mundo. No es lo normal en este tipo de acuerdos", nos aseguran.

Lecturas tiene imágenes exclusivas de unos posados, pero el grueso de la boda se vio en Sálvame, por las redes sociales y en todos los digitales. Kiko no quitó los móviles a sus invitados ni les pidió que no subieran imágenes a sus redes sociales. Por eso se vieron los tres vestidos de la novia en los medios digitales antes que en Lecturas, que adelantó su edición al lunes para intentar minimizar el daño. De hecho, este miércoles en el kiosco todas las revistas llevan un amplio reportaje del enlace. No solo eso: Kiko no se ha cortado un pelo en hablar con periodistas, en pararse ante los micrófonos de las agencias de prensa y televisión a hablar de la boda, lo que por contrato se suele prohibir. Y, por supuesto, estuvo en su propio programa. Según nos dicen, "Kiko no rompió el contrato de la exclusiva, pero luego ha hecho lo que le ha dado la gana. Ha facilitado muchas cosas. No se ha escondido. Al día siguiente ya estaba hablando en todas partes".

Lea también - El gran día de Matamoros y Marta López Álamo: "Ha merecido la pena"

En cualquier caso, y al margen de que la revista decida reducirle sus emolumentos por la visibilidad previa que ha tenido el enlace, de estos 30.000 euros, Kiko apenas se queda con nada. Dado su problema con Hacienda y que tiene embargados sus ingresos, la Agencia Tributaria pilla un buen pellizco del pastel, bueno, del pastel que se vaya a facturar a su nombre, no al de Marta, que, en teoría, debería facturar la mitad de la exclusiva. Decimos en teoría porque, como ocurre en las bodas, donde todo el protagonismo lo adquieren las novias, se ha podido considerar que ella es más importante y facture un porcentaje mayor, que todo es posible.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud

Archivado en: