Famosos

Isabel Preysler se aprieta el cinturón y despide a varios empleados domésticos

"No atraviesa su momento más boyante". Así hablan personas cercanas a la reina de corazones, que ha despedido a varios empleados de Villameona para reajustar sus gastos en los próximos meses. La boda de Tamara Falcó y una disminución en sus ingresos por trabajos publicitarios habrían obligado a Isabel Preysler a apretarse el cinturón.

Según Marisa Martín Blázquez, la figura de Preysler ya no está tan presente en firmas y photocalls, una circunstancia que no ha elegido: "Antes, su principal fuente de ingresos eran las marcas de la que ella eran imagen. No quiere decir esto que ahora no esté ganando con eso, pero no se ha sabido reinventar. Ha fallado, le ofrecieron renovarse con redes sociales y ha salido fatal".

Así justifican también la sorprendente decisión de Preysler de fichar por Disney para hacer un reality al más puro estilo Kardashian. "Arranca el primer proyecto de Isabel Preysler para un servicio de streaming en España. Nuestra protagonista nos abre las puertas de su casa para enseñarnos cómo se prepara para la época más especial del año", anunció la compañía la semana pasada. "No es que esté tiesa, pero aceptó este proyecto para tener un respiro", ha apuntado Marisa. "Antes de aceptar pidió permiso a sus hijos, porque sabe que les va a afectar de algún modo. Pero ellos estaban encantados".

Con esta incursión televisiva, Preysler podrá sanear sus cuentas, que han sufrido algunos gastos extras en los últimos meses: los vestidos para la boda de Tamara, la Buchinger y el regalo a los novios, entre otras cosas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud

Archivado en: