Famosos

Las contradicciones de Jesulín: detesta la prensa rosa pero vive de ella, dice que es buen padre pero apenas se trata con Andreíta

Jesulín de Ubrique resulta casposo y ha perdido buena parte de la gracia que le daban el precioso acento gaditano y la ingenua osadía de sus inicios. El descomunal batacazo de audiencia da que pensar: no llegó al 12% después de que la cadena gastara una fortuna en llevarle y cebara la entrevista con Bertín. El matador abusa del lenguaje costumbrista, que parece impostado. A sus 49 años, el diestro es uno de los máximos exponentes de esa horrenda pero legítima contradicción que consiste en detestar a la prensa rosa pero recurrir a ella para completar sus ingresos. Él la llama "prensa sensacionalista" y lo hace desde Telecinco, el templo del cotilleo.

La cuenta de resultados de Jesulín S.A. se alimenta de sus exclusivas de Hola, de su visita a El Hormiguero para promocionar su participación en la serie coñazo de La Sexta (la de Albert Espinosa) - titulada El camino a casa - de lo que saque de la televisión pública en Masterchef Celebrity o de la entrevista que vendió este lunes a Bertín Osborne, la segunda que le concede (la primera en Telecinco).

Jesulín quiere lo mejor de ambos mundos: forrarse con el oro de la fama pero vivir sin el agobio de los paparazzi. Ahora torea poco pero habla mucho, y lo hace en los medios, donde subasta su intimidad con limitaciones.

Este lunes a Bertín no pudo contarle por qué nunca trató a su hija Andrea como a los hijos que ha tenido con María José Campanario ni tampoco pudo hablar de Belén Esteban, la princesa del pueblo que en realidad ha sostenido con su sempiterna bronca la fama de un torero que no pasará a la historia por las mismas razones que Belmonte.

Pese a la complicada y en ocasiones inexistente relación con su primogénita, el diestro ha asegurado que defiende la privacidad de sus cuatro hijos (Andrea, Julia, Jesús Alejandro y el pequeño Hugo, que nació en junio del año pasado) por igual: "Lo que sí tengo muy claro es que voy a defender a capa y espada la privacidad total y absoluta de mis hijos, de los cuatro. No voy a cruzar ninguna línea que pueda perjudicar a mis hijos en cualquier ámbito. Tengo que respetar la voluntad de mis hijos".

Lea también Belén Esteban estalla tras conocer la condición que Jesulín le ha puesto a Bertín: "No tiene cojones"

Con sus tres mayores posó en Hola cuando nacieron. El embarazo de Hugo también lo anunció en la revista del saludo junto a su esposa. Después celebraron su llegada al mundo, con la percha de sus veinte años de casados, aunque sin mostrar al pequeño.

Jesulín se ha puesto como ejemplo de padre que pone a sus hijos por encima de todo: "Desde que tú pones unas líneas y tú eres el primero que no las pasas, las tiene que respetar todo el mundo". Asegura que estos valores los comparte con su esposa: "Yo tengo una cosa muy buena con mi mujer: todo lo hablamos. Lo bueno, lo malo, las decisiones que queramos tomar, lo que opinamos, lo que nos podamos aconsejar. Somos uña y carne y vamos los dos a una en todas las circunstancias. Y nos ha ido bastante bien. Voy para 21 años casados".

El arsenal de posibles medidas legales siempre lo tiene preparado para lo que pueda ocurrir: "Yo antes me lo pasaba todo por el forro de los cojones pero tengo unos hijos y no quiero que les afecte. Hay que poner orden y poner una línea roja. El que la cruce, que se atenga a las consecuencias", ha dicho también. 

El torero que Belén Esteban mantiene en el candelero 

Belén lleva unas semanas expresando su indignación por la entrevista de Jesulín en Telecinco. Tras ver los avances, ha espetado este lunes, tan solo unas horas antes de la entrevista: "Peleará la intimidad de tres hijos, de cuatro no". La tertuliana siempre ha lamentado que su hija no haya recibido la misma atención por parte del torero que el resto de sus hermanos.

Incluso hace unas semanas la comparó con su media hermana, Julia Janeiro: "Yo solo necesito que en vez de ser tres sean cuatro. Hay algunos que no tienen ni oficio ni beneficio y se les da todo. Y hay una que tiene una carrera, que se ha ido muy lejos, está haciendo prácticas y no quiero hablar de ella porque un juez dijo que es anónima. Pero bien orgulloso tenía que estar. Porque cuando a un hijo le compras algo, si tienes cuatro al otro también", dijo Belén. A Julia, Jesús incluso le puso un piso en Madrid. Andrea, mientras tanto, sigue buscándose un porvenir fuera de nuestras fronteras con la ayuda económica de su madre. 

Belén Esteban se hizo famosa hace un cuarto de siglo por ser la novia del torero de moda, tan distinto que montaba corridas para mujeres y grababa discos tan cómicos y populares como los chistes de Arévalo. En aquella época arrancó la prolífica y rentable carrera mediática de la madre de Andrea Janeiro. Pero ahora las tornas han cambiado. Belén es, tal vez muy a su pesar, quien sostiene paradójicamente a Jesulín como personaje.

Él fue la estrella y ella vendió su intimidad y su bronco discurso de belenazos porque fue su novia. Pero hoy sería imposible comprender el valor de Jesús Janeiro como personaje y caro objeto de deseo en portadas y programas con buen caché si la de Paracuellos no hubiera sostenido su fama, aunque haya sido a base de insultos y descalificaciones hasta ayer mismo.

Nada de lo que diga Jesulín afecta a nuestras vidas ni debería importarnos. No afecta a nuestra familia ni a nuestra salud ni a nuestra hipoteca. Tampoco lo hacen Picasso o el Real Madrid pero el Guernica y el cabezazo de Sergio Ramos emocionan. Jesulín puede hacer reír o entretener pero hay mejores opciones y la prueba es que la audiencia le ha castigado porque la princesa del pueblo es Belén, y el consorte no vende.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud