Famosos

Ana Obregón pidió a Alessandro Lequio que fuera el padre legal de Ana Sandra pero él se negó

Ana Obregón pretendió en un principio que Alessandro Lequio asumiera en términos legales la paternidad de la hija que iba a tener y que finalmente llegó al mundo en Miami el pasado mes de marzo, gracias a un vientre de alquiler, y que, según afirma la propia presentadora, es en realidad su nieta al estar concebida con el semen de Aless Lequio, fallecido hace tres años, y el óvulo de una donante anónima.

La actriz de 68 años no solo le pidió a a su ex que asumiera esa paternidad de modo oficial, sino que insistió cuando el aristócrata se negó en redondo. La presentadora no quería que Ana Sandra fuera una hija sin un padre que constara legalmente como tal, y su opción fue recurrir para ello al italiano que en ningún momento accedió a firmar los documentos que le habilitaban como tal.

Las fuentes consultadas por Informalia indican que Ana Obregón pensó en Alessandro para que la pequeña llevara legalmente el apellido Lequio pero también porque en determinados países es más sencillo obtener los permisos para llevar a cabo un proceso de adopción por gestación subrogada si los solicitantes son dos, una padre y una madre.

También quería Ana que llevara el apellido Lequio, lo cual hubiera sido automático de acceder Alessandro a los ruegos de la actriz y presentadora. Recordemos que aunque el fallecido Aless Lequio es, según sostiene Ana Obregón, el padre biológico de la bebé, no consta como tal y a efectos registrales no pudo ponérselo, tal y como era su deseo, un deseo que quedó patente cuando adelantamos en primicia que el nombre completo de la hija de Ana tal y como la inscribió es Ana Sandra Lequio Obregón, llevando Obregón como único apellido, tal y como adelantamos en exclusiva y días después se confirmó.

Este rechazo de Alessandro Lequio a la petición de su ex de que firmara los papeles como padre legal de la niña es solo una muestra más de las evidentes discrepancias que separan a la actriz y el bisnieto de Alfonso XIII en todo lo referente a la bebé, por mucho que el italiano trate de no echar leña al fuego y huya en lo posible de polemizar.

Recordemos que Alessandro Lequio ni siquiera ha dado públicamente la enhorabuena a Obregón tras ser madre-abuela, y además ha visibilizado su incomodidad cuando se le ha preguntado por su condición de abuelo. También  ha marcado distancias subrayando que él tiene su propia familia, por no hablar de su postura, conocida hace tiempo, sobre los vientres de alquiler, que él considera una transacción que mercantiliza a las gestantes. Tampoco ha corroborado Lequio que fuera el deseo de su hijo Aless ser padre después de muerto, como sostiene Ana Obregón  para justificar haber traído una hija al mundo con el esperma de su hijo, y eso que la actriz citó a Alessandro como testigo de lo que les pidió supuestamente el fallecido.

Otra que tampoco se ha pronunciado es Carolina Monje, la que fuera novia de Aless, y que fue designada como depositaria de las muestras, tal y como consta en el testamento ológrafo y ya adelantamos. También contamos hace días que Carolina Monje acudió a un notario de Barcelona el 20 de noviembre de 2020 para hacer constar su renuncia como depositaria de esas semillas.

Carolina se quedó perpleja cuando Ana Obregón la saludó por un mensaje y la invitó a conocer a Ana Sandra. La actriz y la novia de su hijo se las tuvieron en varias ocasiones cuando acompañaban en el hospital a Aless, y existen mensajes escritos, enviados por la protagonista de Ana y los Siete a Carolina Monje en un tono insultante.

Ana Obregón trata de desacreditar o desmentir lo que se publica aunque sea verdad si a ella no le conviene

Ana Obregón, a la que su padre rebautizó como Antoñita la fantástica, se empeña en hacer como que se ríe de ciertas informaciones que se han ido publicando pero lo cierto es que poco a poco se van sabiendo verdades. Primero adelantamos antes de que ella lo contara en Hola, vía exclusiva, que la bebe llevaba el nombre de Ana Lequio, siendo nombres y no apellidos, como luego se confirmó. También contó que su relación con Carolina Monje, la novia de su hijo, era muy buena y fluida. Pero la verdad es que no la tiene, ni buena ni mala, hasta el punto de que la joven se quedó estupefacta cuando Ana le mandó el mensaje aquel en el que le invitaba a conocer a su hija y se limitó a contestarla con corrección, aunque fue seca y escueta.

Mientras tanto, Ana no ha probado ni que la voluntad de su hijo fuera realmente la que ella sostiene, que quería ser padre después de muerto, ni que fuera ella la depositaria del semen que estaba conservado en una clínica. Veremos si niega que quiso convertir a Alessandro Lequio en padre legal de Ana Sandra y él rechazó sus pretensiones.

Lea tambiénAna Obregón y sus gestiones a Canadá antes de poner en marcha el Plan Florida

Tal y como adelantamos en Informalia, atendiendo a fuentes de toda solvencia, Aless designó a Carolina como receptora de sus muestras y esta, después de su muerte, firmó un documento ante notario renunciando al esperma del hijo de Ana Obregón. En ningún momento, Aless pidió a su novia que fuera madre en el futuro con su esperma. Sin embargo, sí le donó las muestras depositadas por si a ella le apetecía utilizarlas. 

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud