Famosos

Del rosa al amarillo: Lomana se pasa a los sucesos y acusa a Ágatha de hacerle "bullying" (cobrando)

Jesucristo tiene al Diablo, Mahoma a su montaña, Don Quijote a sus molinos y Aquiles a su talón. Carmen Lomana ha encontrado a Ágatha Ruiz de la Prada y viceversa. La ex mujer de Pedro J. Ramírez lleva seis años despotricando contra el hombre que la abandonó por otra pero todo tiene un límite. Hay que buscar nuevos incentivos y peleas para estar en los medios y cobrar a cambio de hablar, aunque para ello pasemos a veces de la crónica social (del rosa), a rozar el suceso sórdido (amarillo), si es que hacemos caso de lo que dice Lomana: que es víctima de Bullyng.

Mucho antes de que Piqué rompiera con Shakira y la colombiana cantara que las mujeres no lloran, sino que facturan, Ágatha Ruiz de la Prada monetizó su despecho y su ira en forma de exclusivas para revistas, entrevistas pagadas en platós de televisión, y hasta le redactaron su libro de memorias (muy bien escrito por el periodista Pedro Narváez). Ágatha se dio cuenta de que esa ventana comercial podía compensar en cierta medida las miserias que adelgazaron su imperio de modista y diseñadora, como la pandemia y una gestión no muy eficaz.

Lea también: Carmen Lomana le advierte a Ágatha Ruiz de la Prada: "Deja de cobrar a mi costa"

Pero destrozar a Pedro J. y a su nueva mujer, Cruz Sánchez de Lara, ya no vende igual. El uso deshilacha las costuras y llegó, como nuevo ingrediente para mantener la llama de la fama, y tal vez de la pasión, el rocambolesco show de El Chatarrero, luego, otros novios más guapos pero menos entretenidos, y había que buscar alguien a quien triturar con suficiente fama como para justificar un prime time para facturar, claro, y atacó a Lomana.

El "bullying" de Ágatha Ruiz de la Prada y Jorge Javier a Carmen Lomana

La socialité ahora dice que el presentador y Agatha le hicieron bullying. Lo cierto es que Ágatha apagó hace una semana la máquina de coser y encendió de nuevo la máquina de facturar y se sentó en el Deluxe frente a su amigo Jorge Javier Vázquez.

Lea también: "Es engreída y frustrada": el origen de la enemistad de Ágatha Ruiz de la Prada y Carmen Lomana

Allí la modista se ganó el caché: compartió mensajes privados entre Lomana y ella que comprometían a la socialité. "Eso es lo más bajuno que puede hacer alguien", contestó Lomana. Ágatha Ruiz de la Prada, arengada por su entrevistador, se había lanzado el viernes 24 de febrero al barro contra Lomana: "Me parece una petarda. ¿En qué trabaja? ¿Para qué sirve? Va muy bien vestida, pero es muy mala", escupió la señora marquesa.

Después, fue Jorge Javier desde su púlpito en la revista Lecturas quien remató a su presa y reconoció que Ágatha Ruiz de la Prada "destrozó sin despeinarse a Carmen Lomana". En realidad lo que hizo Ágatha fue mostrar una audios y whatsups que le había enviado Lomana. En uno de ellos Carmen implora a Ágatha que le haga caso o que la coloque en una mesa preferente en una cena solidaria. Nada que no supiéramos de cómo opera Lomana para estar en el candelero. Lo más divertido del texto de Jorge Javier en Lecturas es cuando el presentador de Sálvame censura a Carmen por criticar a gente sin que le den permiso para ello.

Lea también: Carmen Lomana atiza a Isabel Preysler: "Qué pena y qué mal operada está"

La contestación de Lomana llega este sábado desde La Razón. Define al Deluxe como el "programa en el que trituran a personajes y se trituran entre ellos, en el que pagan a personas muy desaprensivas que se sientan en un plató por dinero para destruir a una persona con calumnias, mentiras y manipulación". Lomana reflexiona a propósito del Día de la Mujer, que es el próximo miércoles: "¿De qué mujer?¿De la que va a una televisión y dice : 'Vengo a destruir a Carmen Lomana', jaleada por su presentador y tres mujeres más regocijándose". También habla del artículo "devastador que escribió el presentador de ese programa infecto", y dice que lo escribió pensando en darle "la puntilla" pero que "ha tenido el efecto contrario", porque ha recibido "el apoyo de muchísimas personas ante el ataque bestial sufrido". Jesucristo tiene su Diablo, Don Quijote a sus molinos pero Ágatha Ruiz de la Prada y Lomana se tienen la una a la otra para seguir existiendo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud

Archivado en: