Famosos

El presunto hermano de Anabel Pantoja pide prueba de ADN: ¿dice Pinocho la verdad?

Pinocho ha dicho basta. El presunto hermano de Anabel Pantoja está cansado de que no se le reconozca como hijo del desaparecido Bernardo y ha dado un golpe en la mesa. Vía exclusiva, ha hablado del burofax que le envió hace unos meses a la sobrinísima para que ambos se sometieran a una prueba de ADN.

Lea tambiénPinocho, el supuesto hijo de Bernardo Pantoja, planta cara a Anabel: "Ese apellido me pertenece"

"El burofax lo recogió la madre de Anabel, Merchi, y a día de hoy no ha contestado ni va a contestar", asegura este miércoles, muy indignado con la situación, en Diez Minutos.

En este sentido, añade: "Lo hago por amor propio y por amor a Bernardo. A día de hoy no me queda otra alternativa que demandar a Anabel, lo único que quiero es que se haga la prueba conmigo, y sino es amistosamente, tendrá que ser por las malas. Si la tengo que demandar, la demandaré".

De los Pantoja, sea cual sea el resultado, no espera nada: "Si no se pueden ni ver entre ellos y yo voy a llegar el último, ¿me van a querer? No. Si un juez me da el apellido sería el sobrino mayor de Isabel Pantoja". De Anabel tampoco espera mucho: "Si ella quisiera tener trato de hermanos, estupendo, sino, cada uno a su camino. No pretendo que me diga: 'Hermano', pero me gustaría tener un trato cordial". 

Así las cosas, asegura que no busca dinero: "Me da exactamente igual. ¿Qué provecho voy a sacar yo? Bernardo no tenía nada, solo deudas. Solo busco la verdad. El apellido Pantoja me da igual, si hubiese sido Pérez, actuaría igual". 

Lea también - Anabel Pantoja presume del éxito de la tita Isabel en Miami: "Cada momento lo haces único"

Pinocho ha emprendido medidas legales para ser reconocido legalmente como hijo de Bernardo. Asegura que el hermano de la tonadillera se lo contó hace tiempo y que él mismo le insistía para que le llamase "papá". Ahora, está dispuesto a cumplir sus últimos deseos.

Para ello cuenta con diferentes cartuchos: "La prueba de paternidad, el testimonio de mi madre, los audios en los que Bernardo reconoce que es mi padre y testimonios de mucha gente del barrio reconociendo que era un secreto a voces". Además, reconoce en el semanario que tiene otros ases bajo la manga: "Había decenas de fotos de Bernardo conmigo paseando, en terrazas de bares, también llevándole al hospital". Su madre es Josefa Rico y fue vecina del desaparecido Bernardo, fallecido en noviembre del año pasado. Rico estuvo presente en la misa que organizó Junko en su honor en diciembre, en Triana.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud