Famosos

Isabel Pantoja trata de quitarse las penas en el inicio de su gira por Estados Unidos: "Gracias por esta noche"

Este viernes fue el día grande de Isabel Pantoja. La tonadillera arrancó su gira por Estados Unidos. Lo hizo en Miami, en el James L. Knight Center de Miami y ante un público entregado. Junto a ella está su sobrina Anabel, que la acompaña como asistente personal, y su inseparable hermano Agustín, que no se separa de ella ni con agua caliente.

Lea tambiénIsabel Pantoja, desde Miami: última hora y detalles de su gira americana

"Gracias por esta noche", escribió la folclórica hace unas horas junto a un corazón negro y una serie de fotografías y vídeos del concierto, en el que no faltaron sus grandes éxitos, desde Marinero de luces a Se me enamora el alma, y los temas más recientes de la gira Enamórate. Lució varios atuendos. Del traje de cola al mono largo de brillantinas. También un elegante vestido blanco. 

El muro se llenó de aplausos y elogios hacia su figura: "La encerraron, pero no pudieron silenciar su maravillosa voz. Isabel traspasa las fronteras", "Yo fui testigo de tu gran concierto. Espectacular", "Ha sido impresionante, nos ha encantado" o "La más grande de España y el mundo entero", fueron algunos de los comentarios que recibió por parte de sus fans. El público se entregó, incluso una fan espontánea subió al escenario ante el asombro de la artista. 

Este sábado 11 de febrero vuelve a actuar en el James L. Knight Center de Miami, el 17 de febrero en el Teatro United Palace de Nueva York, el 19 de febrero en el Teatro Microsoft de Los Ángeles y el 26 de febrero, como broche de oro, en el Coliseo de Puerto Rico.

Lea tambiénMasajista, sastra y peluquero: el séquito que acompaña a Isabel Pantoja al otro lado del charco

Son unos conciertos muy especiales para la tonadillera. La última vez que se subió a un escenario fue el pasado verano, en el Orgullo de Madrid, donde ofreció un discurso muy sonado, parecido al de su ex amiga íntima María del Monte en Sevilla. Cantar la sigue llenando de vida. De hecho, prácticamente solo sale de Cantora para subirse a un escenario, donde vuelve a ser ella. Marcada por la depresión que sufre desde hace unos años, pasos como este son importantísimos para ella y los que la quieren. Sobre las tablas se olvida por unos momentos de la relación inexistente que mantiene con su pequeño del alma, Kiko Rivera. Algo que la tiene rota por dentro.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud