Famosos

Cuando el duque de Alba le dijo a su hermano Cayetano que su madre tenía novio: "¡No jodas!"

Ocho años después de su retirada, Risto Mejide recupera su mítico Chester ocho años este martes y lo hace con un primer invitado de altos vuelos: Cayetano Martínez de Irujo. El hijo de la fallecida duquesa de Alba desvela cómo se encuentra tras haberse sometido a once operaciones en dos años o en qué punto está la relación con sus hermanos. Además, repasa algunas anécdotas familiares y momentos sorprendentes, como aquel en el que el actual duque de Alba le dijo que su madre estrenaba novio: "Viene Carlos y dice que nuestra madre tiene novio… ¡No jodas! ¡Cómo va a tener novio con 84 años! Es que es un personaje...".

Lea también - Cayetano Martínez de Irujo, otra vez solo en el funeral en recuerdo de su madre: no fue ninguno de sus hermanos

El conde de Salvatierra recuerda su terrible infancia como ya lo hiciera en un libro de memorias que causó gran malestar en su familia. Habla de malos tratos y de abandono. Sin embargo, pudo reconducir la relación con su madre durante los últimos años de vida de Cayetana, que lo convirtió en su mano derecha. Tras su muerte, su hermano Carlos heredó el título y lo defenestró: "Posiblemente en la edad media estaría en un castillo o decapitado", ha dicho. "Hablo con Carlos, me escuchó pero no me dijo lo que yo esperaba escuchar. Trabajé cinco años para la Casa de Alba y él se ha llevado el 60% de eso. Me trató como si hubiera sido un empleado corrupto en vez de un hermano. Me acusó de ser desleal, lo que no es cierto". Y ha acusado a Carlos de no cumplir con los últimos deseos de su madre: "Ella dejó dejó dos o tres voluntades escritas que no se han cumplido, porque no son vinculantes".

El hermano de Eugenia Martínez de Irujo lo pasó realmente mal: "Gracias a que el administrador que era una gran persona, Gerardo, ese hombre sí que era honesto. Me siguió pagando seis o siete meses sin que lo supiera mi hermano, porque si no al segundo mes no habría tenido ni para pagar el colegio de mis hijos".

Desde que su hermano lo expulsara de la Casa de Alba, Cayetano está volcado en sus propios negocios: "Vivo de la agricultura básicamente. Estoy subido en el tractor todo el día, entre la finca grande, otra mediana en Córdoba, dos plantaciones (una de mi hermano Fernando, que hemos hecho un lobby conjunto)... Y eso es lo que me sostiene. Tengo otra pequeña inversión que me ayuda bastante, inversión financiera".

Mujeres y terapia: "No podía enamorarme"

Los traumas de la infancia le impidieron tener relaciones sanas con las mujeres y un terapeuta le recomendó someterse a un tratamiento intensivo como interno en un centro de Estados Unidos: "Llegué con mi maleta afrontando mi realidad, hay que ser muy valiente para hacer eso. No puedes fumar, te quitan el móvil… Mucha gente se va. Fue durísimo, aguanté cinco semanas, haces unas terapias fuertes. Había momentos que de lo que estaba llorando me faltaba la respiración".

Entre sus conquistas, Genoveva Casanova (su única esposa y madre de sus hijos mellizos) y Ana Obregón, Mar Flores o la infanta Elena: "A ella no le gustó mucho que lo dijera en el libro, porque no se sabía, fue todo oculto y secreto. Yo lo tenía claro desde el principio. La infanta Elena es una grandísima persona, la tenía muy cerca en el ambiente hípico y en tres meses me di cuenta que yo no estaba luchando para salir de una celda educacional tan fuerte como la mía para meterme en una mucho mayor".

Desde hace seis años, es feliz con Bárbara Mirjan: "Es la primera vez que he sido capaz de una relación de verdad con más de 50 años, imagínate, y antes es que no podía. Y es muy importante. Hemos crecido juntos. La conocí con 18 años y yo en el comienzo de mi nueva vida. Ella 18 años, yo 53... No daban dos duros por nosotros, pero esto se va consolidando. Bárbara es muy madura", ha contado. Y no descarta repetir paternidad: "Yo antes no estaba abierto a ello, ahora sí. Ella se merece todo. y si todo sigue en la dirección que va...".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud