Famosos

Ana de Armas lo pasa en grande con su novio en los Globos de Oro y pone la proa hacia los Oscar

En la alfombra roja de los Globos de Oro, Ana de Armas no ha conseguido estatuilla pero se ha llevado el galardón a la simpatía, la elegancia y el amor. La actriz hispano-cubana, que estaba nominada por su papel de Marilyn Monroe en Blonde, ha sido una de las estrellas que ha concentrado más miradas.

La gala, celebrada en el Hotel Hilton de Beverly Hills, ha sido como un ejercicio de disculpa, de pedir perdón, tras el boicot del año pasado a los galardones otorgados por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood.

La intérprete de El Internado tendrá una nueva oportunidad en unos meses, pues suena para estar nominada al Oscar por su Marilyn. La ex novia del Ben Affleck consolida su meteórica carrera en América: tras Puñales por la espalda o Blade runner 2049, protagoniza junto a Keanu Reeves Ballerina, spin off de John Wick donde interpreta a una asesina vengativa y justiciera.

De Armas ha elegido un diseño negro de Louis Vuitton. Su novio desde hace algo más de un año, Paul Boukadakis la ha acompañado en el patio de butaca, donde Ana y el ejecutivo de Tinder se han intercambiado algo más que miradas. Sus caricias y confidencias han sido recogidas por las cámaras a lo largo de toda la velada.

Uno de los ganadores de la noche, el actor Colin Farrell, ha subido a recoger su Globo de Oro a mejor actor de una película cómica o musical por por Almas en pena de Inisherin, ha elogiado a la actriz cubana por su trabajo en Blonde: "Has estado extraordinaria como Marilyn Monroe", dijo.

Ana de Armas ha subido al escenario para entregar algunas de las 27 estatuillas que se han dado. La intérprete ha sido junto a Jamie Lee Curtis, la única presentadoras que estaba nominada.

Junto a la hispano cubana, Salma Hayek, Quentin Tarantino, Jennifer Coolidge, Jenna Ortega, Hilary Swank, , Tracy Morgan, Ana Gasteyer, Billy Porter y Colman Domingo han ayudado al conductor de la gala, Jerrod Carmichael, en las entregas de galardones. "Estoy aquí porque soy negro", dijo el presentador gay de la gala, una broma en clara alusión a las discriminaciones sufridas por los afroamericanos en los Globos y que tantas protestas levantó en años anteriores.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud