Famosos

Tamara Falcó y Hugo Arévalo eran socios en una empresa cuando ella aún estaba con Íñigo Onieva

El despecho de Tamara Falcó hacia el que iba a ser su marido, Íñigo Onieva, ha desembocado en algo que se parece al desprecio y en una actitud vengativa por parte de la marquesa de Griñón. Mientras Onieva ha guardado silencio durante un tiempo y ha adoptado una actitud prudente, con el aparente deseo de recuperar a la que fue su novia hasta hace tres meses, parece que Tamara y su entorno se han dedicado a desprestigiarle filtrando noticias negativas sobre él.

Una campaña que se ha rematado con la sorprendente cercanía entre la hija de Carlos Falcó y Hugo Arévalo, amigo de Íñigo y Tamy cuando estaban juntos. Esta nueva e inesperada relación sacó de quicio al ex novio de Tamara, que reaccionó considerando la traición de su ex íntimo como algo repugnante y así lo hizo público en sus primeras manifestaciones después de la ruptura.

Era lo que Tamara quería: hacerle sufrir y hacerle pagar sus culpas por el pico del festival de música donde Íñigo besaba a una asistente a la fiesta, aunque sin más consecuencias. Tamara lo ha negado, pero Informalia ha confirmado la noticia que circulaba estos días sobre un encuentro secreto entre Íñigo Onieva y Tamara Falcó hace unas semanas. Una cita que se produjo en la casa de unos amigos comunes, que duró varias horas y donde sin duda hablaron del amigo traidor.

Las esperanzas de Onieva de recuperar a la hija de Isabel Preysler se desvanecen. Hugo Arévalo tiene todas las de ganar. Nos cuentan que el nuevo de Tamara "es un tipo brillante", que está "megaforrado", gracias a negocios "muy rentables". Es consejero de la consultora tecnológica Rockin, especializada en desarrollar proyectos de crecimiento, con una facturación de 1,5 millones de euros en el último ejercicio y en continuo crecimiento. Es inversor de Glovo y lo fue de Tuenti, la primera red social española para jóvenes, que sus fundadores vendieron a Telefónica en 2010 por 70 millones de euros.

Coincidiendo con el noviazgo de la hija de Carlos Falcó y Onieva, Hugo Arévalo y Tamara se hicieron socios en la empresa de marketplace Miniplanta, un negocio muy original en España, que consiste en vender plantas con pocos meses de vida y llevártelas a casa para verlas crecer. Hugo Arévalo tiene todos los rasgos del novio ideal para Tamara, que más satisface a Isabel Preysler: rico, buena familia, futuro y presencia agradable. Pero sobre todo es el mejor candidato para la la venganza perfecta de Tamara Falcó.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud

Archivado en: