Famosos

El hijo de Concha Velasco ya no oculta la realidad de su madre: "Está flojita"

La eterna Chica Ye Yé pasó este jueves el Día de la Inmaculada Concepción, su santo, en la residencia de las afueras de Madrid donde permanece ingresada. Hasta allí se desplazó su hijo Manuel, que la visita con gran frecuencia.

Lea tambiénLa gran dama Concha Velasco cumple 83 años: de la preocupación por su estado a su día a día en la residencia

A la salida del centro, el director de cine y teatro contestó a las preguntas de la prensa. Por primera vez, aseguró que su madre, Concha Velasco, está "flojita". No obstante, trató de quitarle hierro al asunto y, al mismo tiempo, añadió que está "bien, de verdad". 

En la misma línea se pronunció José Sacristán el pasado 29 de noviembre, cuando la gran dama de la escena española cumplió 83 años: "Está flojita, está delicada, pero, como siempre, la Chica Ye Yé. No hay quién pueda con ella. Está flojita, pero está bien, está bien". El veterano actor visitó a su amiga en la residencia, así como otros amigos como Cayetana Guillén Cuervo

"Tiene una lucidez bárbara y sigue recordando y estando, pero en fin, ¿qué voy a contar yo que no sea una imprudencia? Concha Velasco está pachochilla, pero es Concha Velasco hasta que haya de ser", añadió el protagonista de Solos en la madrugada, de 85 años, dos más que Concha.  

Lea tambiénCrece la preocupación por Concha Velasco: "La situación es más complicada"

En octubre, Velasco sufrió un susto de salud en la residencia de Las Rozas donde está ingresada, por decisión propia y de su familia, desde hace un tiempo. Su hijo Manuel ya aseguró que su madre está en "las mejores manos" y, optimista aunque cauto, se limitó a decir que "ya está mejor". No obstante, su entorno nos aseguró entonces que la salud de la intérprete "no pasa por un buen momento". Las visitas a la vallisoletana se han restringido considerablemente. 

La actriz, que se retiró de los escenarios en septiembre del año pasado, permanece ingresada en la residencia Orpea Punta Galera. Tiene jardines y mucho espacio para estar al aire libre, pero Concha echa de menos su casa, sus cosas y a su familia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud