Famosos

El drama que vivieron Jennifer López y Ben Affleck momentos antes de celebrar su segunda boda en Georgia

Jennifer López está viviendo un auténtico cuento de hadas en la segunda parte de su historia de amor con Ben Affleck. Así lo deja saber mediante su ya conocida newsletter On the JLo, donde va compartiendo con sus seguidores detalles de cómo fue su boda en Georgia el pasado 20 de agosto.

Lea también: "Fue robado y vendido por dinero": Jennifer Lopez estalla como nunca antes por el vídeo filtrado de su boda con Ben Affleck

Este jueves, la cantante de origen puertorriqueño se ha animado a enseñar nuevas imágenes exclusivas del enlace, a relatar los imprevistos de ese día, y a desvelar momentos tan románticos cómo lo que sintió al llegar al altar junto a su ya marido.

"A las seis y cuarenta y cinco del sábado veinte de agosto, el sol se liberó y arrojó sus rayos como pequeños diamantes bailando sobre el río detrás del altar improvisado en nuestro patio trasero. El cielo era azul claro y nubes distantes de un blanco puro se aferraban al cielo. Mientras el sol se ponía detrás de los robles cubiertos de musgo español, una brisa cálida barrió el césped donde se sentaban nuestros familiares y amigos más cercanos y, por fin, comencé a bajar las escaleras que se convertirían en el pasillo que me conduciría hacia el resto de mi vida. Estaba pasando", escribió JLo.

La canción de boda

"Ben y yo hablamos de True Companion de Marc Cohn como la canción de amor perfecta para una boda en esta misma casa hace más de veinte años. Aunque Ben no lo sabía, le pedí a Marc que lo sorprendiera cantando en nuestra boda y fue encantador y generoso al venir". 

La reacción de Ben Affleck

"Me dijo que los acordes de la canción y ver a Marc Cohn lo sorprendieron y le permitieron sentir la forma en que ambos caminos que habíamos recorrido encontraron su camino, inevitable, inexorablemente y perfectamente juntos. Y cuando me vio aparecer en la parte superior de las escaleras, ese momento tuvo absoluto sentido mientras parecía increíblemente difícil de creer, como el mejor sueño, del que quieres no despertar nunca".

Su familia, su mejor regalo

"Los veinte años entre esos sueños de juventud y el mundo adulto de amor y familia que abrazamos ese día, aportaron más a este matrimonio de lo que ninguno de nosotros podría haber imaginado. No solo nos íbamos a casar; estábamos casando a estos niños en una nueva familia. Fueron las únicas personas a las que les pedimos que nos respaldaran en nuestra fiesta de bodas. Para nuestro gran honor y alegría, cada uno lo hizo". Jennifer, López es madre de los mellizos Max y Emme junto a Marc Anthony. Ben, por su parte, tiene junto a la también actriz Jennifer Garner a Violet, Samuel y Seraphine.

Los imprevistos que nunca faltan

"Había llovido al atardecer todos los días de esa semana. Todos estaban preocupados por los truenos y relámpagos que llegaban casi en el momento justo todos los días a la hora exacta de la ceremonia. Además, a todos nos dio un virus estomacal y nos recuperamos al final de la semana". No obstante, la ex de Alex Rodríguez dejó todo "en manos de Dios".

Las respectivas declaraciones de amor

"Ben y yo nos reímos la noche anterior de volver a casarnos a nuestra edad. Ambos habíamos estado casados antes y ya no somos exactamente niños, pero de alguna manera ahora parecía la única edad que tenía sentido". Tras esa charla, a Jennifer le vino a la cabeza un fragmento de Cartas a un joven poeta y dijo: "Poder amar a alguien para querer ser mejor para él y hacerlo feliz, porque dar felicidad y amor se vuelve más gozoso que recibirlo, es el verdadero amor adulto sublime".

"Nunca nada me pareció más correcto, y sabía que finalmente nos estábamos estableciendo de una manera que solo puedes hacer cuando entiendes la pérdida y la alegría y estás lo suficientemente probado como para nunca dar por sentado las cosas importantes o dejar que las cosas tontas sean insignificantes. Las molestias del día se interponen en el camino de abrazar cada precioso momento. Nos encontramos en ese tiempo tan deseado de la vida: tener gratitud por todo lo que la vida nos ha mostrado, incluso sus pruebas. Esa noche realmente fue el paraíso...".

El broche de oro a un fin de semana tan especial

Ya convertidos en marido y mujer, los Bennifer se reunieron con sus invitados para disfrutar de un brunch junto al lago. Al igual que en los anteriores actos, la decoración y los detalles estaban elegidos por la propia novia, que deseaba que todo tuviera "su propia personalidad pero que encajara en el entorno en el que estábamos durante el fin de semana: las vibraciones eran hogareñas, rústicas y chic".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud