Famosos

Tamara Falcó abre las puertas de su ático de 1,5 millones de euros: "Lo he comprado con mucho esfuerzo"

La marquesa de Griñón está contado los días para mudarse por fin a su nueva casa después de recibir las llaves el pasado 14 de junio. La vivienda, por la que ha desembolsado 1,5 millones de euros, está en Puerta de Hiero, una exclusiva zona de Madrid.

Lea también: Preysler y Vargas Llosa se olvidan de la tormenta de los últimos meses en esta clínica de ayuno con suites de lujo

Tal y como adelantamos en su día en Informalia, Tamara Falcó trabajó con el arquitecto Joaquín Torres, futuro marido de Raúl Prieto, para diseñar cada detalle de la casa de sus sueños. 

El ático, de diseño vanguardista, tiene tres baños, cuatro dormitorios y cuenta con dos terrazas que suman 186 metros cuadrados. Una de ellas, además, tiene piscina. Las estancias tienen una gran luminosidad gracias a sus enormes ventanales. 

"Cuando empezaron a construirla, era inimaginable para mí poder permitirme una de estas viviendas. He conseguido comprármela con mucho esfuerzo", explica Tamara en el capítulo tres de su docuserie de Netflix.

Una de las cosas que más le gustan a la marquesa de Griñón de su nuevo hogar es que está muy cerca del de su madre. "Podemos poner una tirolina de nevera a nevera para que nos lleguen los tuppers", dice su novio Iñigo Onieva, en una videollamada que Tamara le hace desde el 'pisito'.

Isabel Preysler ha estado muy pendiente de cómo avanzaba la casa de su hija: "Le he dicho: 'Mami, no te preocupes, porque cuando te retires nos vamos a mi casa que es mucho más manejable que la tuya'. Tiene tres dormitorios y muchos armarios, que es importante para ella porque su casa está llena de armarios, lo hizo  así a propósito. ¡Hasta tenía uno para guardar la colada! Y aún así se quedaron escasos. Ella me preguntaba: 'Y cuánto espacio de armarios voy a tener'. Yo le contestaba que uno, como todo el mundo", relata la hija de Carlos Falcó.

Por otra parte, si Tamara se lleva bien con sus vecinos, podrá compartir tiempo con ellos en las zonas comunes del edificio. Estas son una zona gourmet, un gimnasio, una piscina, un spa y una zona infantil, a la que, posiblemente, le pueda sacar partido en un futuro no muy lejano.

Y es que Tamara, mujer convencional y religiosa, quiere tener descendencia. "En el futuro me lo imagino casada con Íñigo, con familia y haciendo trabajos que me permitan estar tiempo con ellos", confiesa. Con el diseñador de coches Íñigo Onieva ya lleva alrededor de dos años de relación.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud

Archivado en: