Famosos

Gloria Camila no soporta que Ana María Aldón haga tanto daño a Ortega Cano: el matrimonio se tambalea

El afán recaudador de Ana María Aldón la lleva a decir que sí a todos los platós y exclusivas. Ella, con tal de llenar la buchaca, reparte sabrosos titulares si el pago es suficiente para satisfacer su avaricia, su objetivo de comprarse pisos, poner su propio negocio y ser económicamente independiente de Ortega Cano. Pero hay frases que hieren como balas y el murciano está siendo destruido con los disgustos, corneado por el enfrentamiento entre su mujer y su hija.

Las últimas declaraciones de Aldón han caído como un jarro de agua fría. Nadie sabía que iba a hacer una exclusiva en la que arremetiera de esa manera contra Gloria Camila, la hija de su marido y Rocío Jurado, ni siquiera el propio Ortega Cano. El torero se despertó el pasado miércoles con el titular en el kiosco y alucinó porque su mujer no solo hablaba de Gloria Camila sino que lanzaba dardos envenenados contra el diestro cartaginés.

Lea también: Gloria Camila, enfurecida tras los ataques de Ana María vía exclusiva: "El titular soy yo para que pueda cobrar bien"

En sus declaraciones, Ana María Aldón contesta a Gloria Camila: "Nunca permitiré que mi hija hable mal de mi marido", titulaba Lecturas. Ortega no daba crédito. Ana le había dicho que había concedido una exclusiva pero mostrando los trajes que tenía preparados para El Rocío, nunca que trataría temas que afectan tanto a su familia.

De ahí que "se pillara un disgusto de aúpa y le pidiera explicaciones a su mujer, fundamentalmente, por hablar de Gloria y dar más madera a los programas para que hablen de sus problemas familiares", según nos llega desde en entorno familiar del que fuera marido de Rocío Jurado.

Ella echó balones fuera y, como últimamente hace en un tono algo altivo, le dio sus explicaciones. Y, pese a todo, se marcharon a hacer El Rocío, aunque, como se ha visto en televisión, el diestro iba calentito y, una vez más, lo ha pagado con la prensa. "Haga el favor de callarse ¿vale? ¿O queréis un problema?", le soltaba a un reportero que le preguntaba por las declaraciones de su mujer y el enfrentamiento que tiene con su hija. Y es que José últimamente está nervioso porque ve que su matrimonio se tambalea y ya no sabe cómo parar lo que algunos consideran inevitable.

Dicen los que conocen al matrimonio que para Ana María Aldón hubo un antes y un después de Supervivientes. De hecho, hasta entonces había estado en un segundo plano y nunca había dicho una palabra más alta que otra y mucho menos en casa. Pero tras su regreso de Honduras, con el bolsillo lleno, empezó a ver la vida de otra manera y, sobre todo, la televisión. Haciendo caso a su representante, decidió empezar a sentarse en una silla y a hablar en Viva la vida y descubrió una salida económica al margen de la fortuna del torero. Ahora, aunque ya sabe que quitan de la programación Viva la vida, Ana ve posible cumplir sus sueños y un futuro sin necesidad de depender económicamente de nadie. Lo primero que hizo cuando se vio con ingresos fue comprarles una casa a su hija y a su nieta en Cádiz y ahora busca un loft en Madrid en propiedad donde poder montar su propio taller sin tener que dar explicaciones, ya que hasta el momento lo tenía en el sótano de la casa de su marido.

De ahí que no diga que no a ningún proyecto televisivo, ni siquiera a Sálvame y se ofrezca hasta a coincidir y saludar a Rocío Carrasco, algo que, por cierto, tampoco gustó al torero. Y menos a Gloria Camila que, según nos cuentan, "cree que ha nacido una estrella", dicho con mucho cachondeo.

GloriaCa nunca ha sido amiga íntima de su madrastra pero mantenían las formas. Ahora, tras la Sálvame Fashion Week, todo eso ha cambiado. Ni se han visto ni se han hablado y Gloria, ahora menos que nunca, quiere hacerlo. Adora a su padre y no quiere que sufra más, al menos, por su culpa. "Nunca he dicho nada negativo ni malo de Ana María así que estoy tranquila. Sé lo que dije y lo que he dicho así que no tengo la conciencia que me de vueltas. Es un matrimonio en el que no me meto, solo dije que hay cosas que se hablan en casa y no en un plató. Yo sí que consideraba a Ana amiga porque hemos hecho cosas juntas, hemos reído, hemos llorado, nos hemos peleado y reconciliado. Así que en este tema he decidido quedarme al margen. No voy a decir nada más de Ana", soltó en Ya son las 8. ¿A Ana le habrán quedado ganas de más? Lo sabremos hoy sábado en Viva la vida, previo pago, claro.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud