Casas Reales

El Viernes Santo de la reina Sofía: de procesión en Madrid con la infanta Cristina y una Simoneta Gómez-Acebo destrozada

La Semana Santa de la reina Sofía está siendo intensa, pues si este jueves la veíamos en Málaga en la procesión del Cristo de la Buena Muerte, este viernes ha estado en el Palacio Real, desde donde ha arrancado la del Santísimo Cristo de los Alabarderos.

La emérita, que ha estado acompañada por la infanta Cristina, ha protagonizado a su llegada un emotivo momento con Simoneta Gómez-Acebo, que hace menos de un mes lloró la repentina muerte de su hermano Fernando a la temprana edad de 49 años. La cara de Simoneta, que no se ha querido perder la procesión, lo ha dicho todo, aunque también ha hecho de tripas corazón para recibir el saludo de la emérita y de su prima Cristina.

Durante el servicio religioso, doña Sofía ha sido nombrada miembro de honor de la congregación, motivo por el que se le ha hecho entrega de su respectiva medalla. La infanta Cristina e Irene de Grecia, que a sus 81 años sufre los achaques de la edad y también ha estado presente en el acto, también han recibido una medalla en nombre de la hermandad.

La congregación, además, ha tenido unas palabras para toda la Casa Real y, en especial, para Felipe VI: "Os doy la bienvenida a esta capilla, Su Majestad la reina Sofía. Nos hace mucha ilusión que haya decidido acompañarnos en el día de hoy. Esto es tan solo una señal de nuestro respeto y adhesión hacia el significado inquebrantable de la Corona y de nuestro Rey".

La infanta Cristina ha acompañado a su madre en este acto tan especial después de unos días en los que ha estado preocupada por su hijo Miguel, que sufrió un accidente en una estación de esquí en Suiza por el que tuvo que ser intervenido.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud