Casas Reales

Froilán sienta la cabeza, poca fiesta y mucho trabajo: "Estamos muy contentos con él", dice su padre

Froilán, el hijo de la infanta Elena y Jaime de Marichalar, cumplió 25 años el pasado 17 de julio y cuenta su padre que ha sentado la cabeza. El mayor de los nietos de los eméritos, cuarto en la línea de sucesión a la Corona Española, por detrás de su madre y de sus primas la infanta Sofía y la princesa Leonor, pasa por ser el "favorito" del don Juan Carlos pero desde que era muy pequeño se convirtió en el enfant terrible de la familia del Rey, primero por sus comentadas travesuras, después, por su complicada relación con los estudios, y más tarde por su conducta fiestera, mezclado en varios asuntos y hasta sucesos que le dieron una imagen pública poco deseable.

Pero poco a poco fue su hermana pequeña, Victoria Federica, que nació el 9 de septiembre de 2000, quien le fue comiendo terreno en los medios al mayor, convirtiéndose en una habitual de las revistas, las fiestas, los photocalls, con una vida sentimental y varios novios que se convirtieron en objeto de deseo del cotilleo patrio, fueran pinchadiscos o toreros.

Tanto Froilán como Victoria Federica han vivido la mayor parte de su existencia en una familia con padres separados. El primogénito tenía 12 años cuando la infanta y Jaime de Marichalar se divorciaron pero en realidad habían dejado de ser un matrimonio mucho antes. De hecho, la pequeña no tiene apenas recuerdos de su infancia con sus padres juntos: tenía cinco años cuando la duquesa de Lugo cortó con Marichalar pero, aquel 'cese temporal de convivencia, que desembocó en ruptura definitiva, empezó al poco de nacer su segunda hija.

Haya tenido que ver o no con las comentadas conductas de sus hijos, mucho antes de que la benjamina se convirtiera en influencer royal, Froilán saltaba a los medios por sus travesuras y momentos divertidos, su mediocre recorrido como estudiante (tripitió segundo de la ESO) y por otras anécdotas, como cuando con tan solo 15 años se puso a trabajar de relaciones públicas en la discoteca madrileña Joy Eslava. Luego llegaron asuntos más sórdidos y menos graciosos porque pasó de ser un adolescente a un joven de la noche salpicado a veces en sucesos, tal vez por estar en el lugar equivocado en el momento más inoportuno. 

Mantiene el hilo de cariño con Mar Torres

En lo sentimental, su relación más duradera fue con Mar Torres, nieta del fundador de los embutidos El Pozo. Empezaron su noviazgo en 2014, pero rompieron 3 años después. En 2017 retomaron la relación. Finalmente, pusieron punto y final a su historia de amor antes de la desescalada. Sin embargo, algunas fuentes dicen que sienten mucho cariño el uno por el otro y que se han visto sin que trascienda en muchas ocasiones, incluso recientemente.

Pero ahora nos aseguran que aquel niño travieso y estudiante complicado, aquel fiestero peleón, ha madurado mucho en Abu Dabi donde se trasladó para trabajar y estar bajo la supervisión de su abuelo, el rey Juan Carlos. Allí celebró este año su cumpleaños con amigos.

Froilán se marchó a vivir a Abu Dabi a primeros de 2023. Allí vive cerca de su abuelo, el rey Juan Carlos, con quien tiene una relación muy cercana, porque le ve con frecuencia y hablan a menudo. Ha intentado llevar una vida tranquila trabajando.

Cuentan desde el entorno familiar de Froilán que el sobrino mayor de don Felipe y doña Letizia ha dejado atrás los días de escándalos y polémicas y está mucho más centrado. Pero es Jaime de Marichalar quien corrobora la buena noticia: "Estamos muy contentos con él", nos ha dicho su padre.

Tras graduarse en Virginia, en septiembre de 2017, comenzó sus estudios universitarios en el CIS The College for International Studies, un centro americano privado, ubicado en la calle Velázquez de Madrid. Sus relaciones familiares y la titulación obtenida, a pesar de los altibajos académicos, le han permitido dar el salto al mundo laboral. "Sale poco y trabaja mucho", nos dicen desde el entorno familiar de Froilán. La operación Abu Dabi, para centrar al nieto de don Juan Carlos y alejarle de los focos, "ha sido un éxito porque él ha puesto mucho de su parte", nos aseguran. 

Froilán este verano apenas disfrutó de los días que le correspondían de vacaciones y, a diferencia de otros años, redujo sus viajes y tiempo de ocio. Estuvo en Marbella, donde visitó Starlite, junto a su hermana Victoria. Por supuesto encontró días para estar con su madre, que está muy orgullosa con el cambio de su hijo. Viaja por trabajo y siempre que puede y pasa por Madrid tiene encuentros familiares.

Pero sobre todo está mostrando en Abu Dabi y en su trabajo un comportamiento "muy bueno", nos aseguran, implicado en las tareas que le asignan y muy metido en la próxima Cumbre del Clima que se celebrará en Dubái el próximo 30 de noviembre. Así lo cuenta su padre, a quien le llegan por fin buenas noticias tras años de travesuras y froilanadas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud