Casas Reales

Las incómodas pegas 'reales' que le ponen a Harry cuando visita Londres: la última vez le tocó ir a un hotel

El príncipe Harry no tiene vivienda donde alojarse cuando pisa suelo británico. Esto es así desde que en 2020 él y su mujer, Meghan Markle, activaran el botón de Megxit. Entonces los duques abandonaron sus funciones como miembros activos de la Casa Real y se mudaron a vivir a su mansión de Montecito (Los Ángeles). Esta circunstancia (no tener casa en Reino Unido) se formalizó cuando los Sussex tuvieron que desalojar la que fue su última propiedad, la bucólica Frogmore Cottage. Una operación que se conoció en junio de este año. Por eso, el alojamiento de Harry cuando vuela a Londres no trae más que quebraderos de cabeza en la logística de palacio. La última vez fue en septiembre. Iba solo, sin Meghan.

Carlos III y Camilla se encontraban entonces en Balmoral. Coincidió con el primer aniversario de la muerte de Isabel II, el pasado 8 de septiembre. Harry pidió permiso para ocupar una habitación en el Castillo de Windsor y le fue denegado, tal y como publica El País. Los Reyes le invitaron a pernoctar en la residencia escocesa, pero para Harry era inviable por cuestiones de agenda, ya que viajaba a la capital del Támesis para asistir a los premios benéficos WellChild. Por eso, declinó la invitación de su padre. Al final, se alojó en un hotel.

Según The Times, Buckingham le comunicó que para otra vez, si quiere pasar la noche en una residencia de la Familia Real, debe avisar previamente y mediante una solicitud formal.

Hay que recordar cómo se llevó a cabo la operación vaciado de Frogmore. En la propiedad de Windsor no vivía nadie, pero se había convertido en una pesadilla para Carlos III. Las devastadoras memorias de Harry, En la sombra (Spare) provocaron un cambio de rumbo en la gestión de esta mansión. Tanto que el monarca activó la operación desalojo. Un gesto que fue interpretado por los medios como una venganza.  Según informó ITV News, Harry y Meghan empaquetaron sus pertenencias y abandonaron de forma oficial la mansión en junio. Esta mudanza tuvo lugar tres meses después de que el soberano diera esa orden de desalojo, detallaba Page Six.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud