Casas Reales

Noche de cuento en Versalles: los reyes Carlos y Camila comparten velada con los Macron, Mick Jagger y Hugh Grant

El palacio parisino se ha vestido de gala para acoger el banquete de Estado que el matrimonio presidencial, Emmanuel y Brigitte Macron, ha ofrecido en honor de sus invitados, los reyes Carlos III y Camila. Las damas han coincidido en sus looks con un azul petróleo muy sofisticado y elegante que han combinado con joyas de infarto.

La monarca británica ha optado por un diseño largo de tirantes finos con sutil escote pico y falda de volumen con silueta acampanada acompañado por una majestuosa capa. Un diseño de Dior Haute Couture, confeccionado especialmente para la reina por Maria Grazia Chiuri, que ha combinado con el simbólico conjunto de zafiros que Jorge VI regaló a la que fuese su suegra en su boda con el príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca (más tarde Felipe de Edimburgo) y que ha completado con pendientes y pulsera a juego de Carrington & Co.

La primera dama francesa, por su parte, ha lucido un vestido largo de corte recto y mangas largas satinadas, rematado por tiras de cristales Swarovski plateados, a juego con pendientes y anillos de esmeraldas.

Invitados VIP

La velada ha contado con un gran número de estrellas internacionales como Mick Jagger (con su novia Mel Hamrick), Hugh Grant (con su mujer, Anna Elisabet Eberstein) y Carole Bouquet, actriz y suegra de Carlota Casiraghi, entre otros 150 invitados.

Todos ellos han disfrutado de un aperitivo creado por la chef Anne-Sophie Pic, con tres Estrellas Michelin, compuesto por un entrante compuesto por bogavante azul y cangrejo con un velo de almendras frescas y un toque de gel de menta y coco. El plato principal, realizado por el también tres Estrellas Michelín Yannick Alléno, está compuesto por ave de corral de Bresse aromatizada con maíz y gratinada con setas porcini. Como postre, el pastelero Pierre Hermé ha elaborado un macarón de rosas, lichis y frambuesas.

La cena, en la que no se han incluido ni el foie gras ni los espárragos por expreso deseo del monarca británico, se ha servido en una mesa de 62 metros de largo situada en la Galería de los Espejos, donde se firmó el 28 de junio de 1919 el Tratado de Versalles, con el que se puso fin a la Primera Guerra Mundial.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud