Casas Reales

Los dos looks nupciales de Rajwa Al-Saif: zapato plano, diamantes y flores tridimensionales

El Palacio de Zahran, en Ammán, ha vivido este jueves una fastuosa boda real, la del príncipe heredero Hussein con la joven arquitecta saudí Rajwa Al Saif, ante una lista de 140 invitados ilustres, entre ellos los eméritos o los herederos ingleses. La novia ha llegado en un Rolls-Royce Phantom V de 1968, que fue hecho a medida para la bisabuela de su ya marido, y al bajarse ha descubierto por fin el gran secreto de toda boda: el vestido nupcial.

Rajwa ha escogido un vestido con escote asimétrico, de manga larga y con una silueta ceñida y drapeada, firmado por Elie Saab e inspirado en un modelo anterior confeccionado especialmente para Rania de Jordania. Aunque la falda es recta y cuenta con una abertura para facilitar los movimientos de la novia, de la cintura nace una impresionante cola troquelada de tres metros de longitud y con acabado redondeado, adornada por delicados bordados florales tridimensionales. Está confeccionado en crepé con acabado mate.

La novia ha optado por llevar un sencillo velo de tul y un ramo tipo bouquet de rosas blancas. En cuanto a las joyas, una tiara de platino y diamantes creada especialmente para ella en la joyería Fred y que incluye la inscripción 'Rajwatun min Allah', que en castellano significa 'Esperanza de Dios'. Los pendientes, a juego, también son exclusivos.

Lea también - Juan Carlos I y doña Sofía, en la boda de Jordania: saludos con la mano a Rania y besos a la novia

La sorpresa estaba en el calzado: unas típicas babuchas jordanas planas destalonadas y punta arabesca. Una opción muy poco habitual que solo ha escogido otra 'royal' con anterioridad, concretamente Victoria de Inglaterra en 1840. Ella, que era bailarina, quiso hacer un guiño a su pasión contrayendo matrimonio con unas zapatillas de ballet en satén y adornadas por cintas.

Terminada la ceremonia, los novios han recibido a sus invitados en el salón de celebraciones, donde Rajwa ha lucido su segundo vestido: un magnífico diseño de Dolce & Gabanna mucho más atrevido y juvenil que el primero. El modelo, de manga corta y discreto escote, llamaba la atención por su voluptuosidad, pues está plagado de intrincados motivos florales tridimensionales, confeccionado en varios materiales. El modelo se completa con guantes ópera.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud