Casas Reales

Alberto de Mónaco y Charlène desmienten, una vez más, que se estén separando: "Rumores malintencionados"

Esta es la enésima vez que el príncipe Alberto de Mónaco y su esposa, la princesa Charlène, tienen que desmentir rumores sobre una posible separación matrimonial. Justo el día en el que se celebra el tradicional Baile de la Rosa de Mónaco, al que acudirá nuestra folclórica más conocida, Isabel Pantoja, una comunicación oficial desmiente de nuevo los "rumores malintenciandos" que han corrido como la espuma por las redes sociales.

Los príncipes de Mónaco han desmentido las informaciones que apuntan a que su matrimonio está en crisis publicado por la revista francesa Royauté. La publicación informó de que la pareja está en proceso de separación y otros medios replicaron la noticia que se extendió por las redes sociales.

Un portavoz del matrimonio ha hecho público un comunicado que lo desmiente categóricamente: "Me gustaría desmentir formalmente los rumores malintencionados difundidos por la revista francesa Royauté. Por favor, hagan caso omiso de este artículo, que carece de todo fundamento", dice el escrito.

Lea tambiénAlberto de Mónaco habla de la salud de Charlene y lanza un tibio "está cansada"

Alberto y Charlène han sido objeto de rumores sobre su posible separación en numerosas ocasiones, alimentados por demandas de paternidad contra el príncipe, lloros de la princesa el mismo día de su boda, residencias separadas por miles de kilómetros y recuperaciónes relacionadas con la salud de la exnadadora olímpica.

La princesa, que nació en Zimbabue, pasó la mayor parte de su tiempo en 2021 en Sudáfrica, y después ingresó en una clínica de Europa para restablecerse de un "profundo agotamiento físico y emocional" y de una enfermedad otorrinolaringológica que la mantuvo alejada de la vida pública de Mónaco hasta marzo de 2022. Todo esto, mientras que el príncipe Alberto permaneció en Mónaco con sus gemelos, Jacques y Gabriella, que ahora tienen ocho años.

Cabe la posibilidad que este sábado Charlène tampoco aparezca públicamente en el Baile de la Rosa, que tradicionalmente presiden su marido, el heredero de los Grimaldi, y su hermana mayor, la Princesa Carolina de Mónaco. Desde 2014 la mujer de Alberto no asiste al gran evento social del principado, lo que ha hecho crecer lentre los medios especializados que la relación entre las cuñadas no es muy buena.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud