Casas Reales

Froilán, otra vez pillado de juerga: de 'juernes' en la noche madrileña

Le da igual lo que piense de él todo el país, su regia familia, y hasta lo que estará sufriendo su madre, la infanta Elena, porque a una madre, por muy doña que sea, estas cosas le preocupan. A Felipe Juan Froilán, apodado en los últimos días "de todos los Antros" en las redes sociales, parece resvalarle su imagen pública y fue pillado este jueves por la noche de nuevo de juerga por Madrid, apenas cinco días después de haber sido desalojado del famoso after del escándalo, donde se encontraron menores y drogas de diseño, concretamente de color rosa.

Parece ser que el joven, cuarto en la linea de sucesión al trono, como no tiene oficio ni beneficio, salvo el derivado de los impuestos de los españoles, puede permitirse el lujo de salir cualquier día de la semana. Pese a ser pasto de las críticas y tener consecuencias de calado su actitud, como el hecho de que se haya procedido ya a retirarle la escolta que le acompañaba como nieto y sobrino de reyes.

Así, este jueves aprovechó para volver a disfrutar de la noche de la capital de España, como si fuera ya fin de semana, que es cuando salen los jóvenes de su edad que estudian, trabajan o hacen algo de provecho: él disfruta de los "juernes", como si fueran cualquier sábado. El sobrino del rey Felipe VI fue primero a casa de un amigo y después se dirigió a un pub, todo dentro del barrio Retiro, donde se encuentra la casa de su madre en la que, se supone, vive también él.

Lea también- Cocaína, saunas y menores de edad: todos los detalles de la fiesta ilegal en la que pillaron a Froilán

Vestido con una sudadera y con la clásica gorra con la que cree que pasa desapercibido, el nieto de la reina Sofía trataba de taparse la cara pero seguramente no para evitar coger frío en la garganta. Sí consiguió que las cámaras no pudieran fotografiarle el rostro, y por supuesto no contestó a ninguna de las preguntas que los compañeros reporteros le hicieron.

Como se recordará, Froilán fue desalojado la semana anterior del local llamado Panthera, en la calle Miguel Ángel, en el centro de Madrid. Pero sus andanzas ya dan para una serie de HBO. El pasado mes de julio celebró su cumpleaños en la discoteca Opium de Marbella, cuando se produjo un tiroteo en el que terminaron cinco personas heridas.

En noviembre, Pipe, como se le conoce entre sus íntimos, estaba en la puerta de la discoteca Vandino de Madrid cuando tuvo lugar una reyerta con navajas. El domingo Froilán era una de las personas que se encontraba en un after de Madrid que ejercía como tal sin licencia, y en el que entró la Policía para desalojarlo, pues entre otras cosas doblaba el aforo permitido.

La salida de este jueves tiene constancia gráfica porque la prensa está ya pendiente de dónde va el muchacho, ya que con él siempre hay algo que contar, y suele ser jugoso. Las fotografías sirven también para confirmar que el desocupado nieto del rey Juan Carlos no ha vuelto con su abuelo a Abu Dabi, seguramente porque el emérito está de viaje por París para acompañar a Mario Vargas Llosa en la ceremonia de ingreso en la Academia Francesa. 

La preocupación de sus familiares por la deriva vital de este chico es tan lógica como lo sería en cualquier familia menos mediática. Un trabajo podría ser un buen aliciente para no pasarse las aciagas noches de juerga. Pero, por mucho "enchufe" que tenga... ¿qué empresa seria se va a arriesgar a contratar a un chico con estos antecedentes? Es que, en la actualidad, la compliance se mira mucho antes de contratar a nadie.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud