Casas Reales

Carlos III nombra a sus hermanos Ana y Eduardo como sus sustitutos en caso de ausencia (y deja fuera a Harry y Andrés)

La presión del Parlamento británico se cernía sobre el nuevo monarca. Carlos III debía elegir ya quiénes serían sus sustitutos en caso de estar ausente. El monarca pidió una solicitud formal a la Cámara de los Comunes el lunes 14 de noviembre para aumentar el número de sustitutos, después de Camilla y Guillermo. Como candidatos, ha escogido a sus hermanos Ana y Eduardo. ¿Quiénes figuran para el desempeño de estas funciones y quiénes se quedan fueran?

En el caso de que el monarca se encuentre indispuesto o esté ausente, la ley prevé que su sustituto o sustituta sea su consorte. Esto es, Camilla Parker-Bowles. También prevé que los siguientes sustitutos de Carlos III sean los cuatros primeros herederos mayores de 21 años. En este arco, entrarían sus hijos Guillermo y Harry. Después de los príncipes, figuraría su hermano Andrés y una de las hijas de este, Beatriz.

Camilla y Guillermo figuran como los primeros de la lista. Y aquí surgió el escollo. Ni Harry ni Andrés serían de recibo para asumir este rol porque ninguno de los dos desempeña funciones de representación de la casa real. Harry porque decidió abandonar The Firm con su mujer, Meghan Markle; y Andrés porque su conexión con el caso Epstein de tráfico sexual de menores le sumió en el ostracismo más absoluto y quedó despojado de todo tipo de honores militares y de títulos.

Con estas dos excepciones presentes, Carlos III ha solventado el escollo y ha cecido a las presiones del Parlamento. La posibilidad de que Andrés o Harry pudieran llegar a desempeñar ese rol en el Trono amenazaba tormenta sobre Buckingham. Por eso, ha inclinado la balanza hacia sus hermanos Ana y Eduardo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud

Archivado en: