La deuda como salvaguarda ya no existe

28/12/2018 - 21:43

Las bolsas mundiales no han sido las únicas atacadas este año, el asalto también se ha producido en los bonos a nivel global, que se han movido continuamente al ritmo de unos bancos centrales que empiezan a retirar sus políticas monetarias expansivas, después de inyectar alrededor de 15 billones de dólares a la economía mundial en aras de impulsar el crecimiento, tras la crisis financiera de 2007-2008. Por segunda vez desde 1998, es decir, en dos décadas, ambos activos cerrarán con pérdidas el ejercicio, dejando sin refugios a un inversor que asume números rojos en sus carteras que van del 5% en el mejor de los casos (el de los perfiles defensivos) al 11% en el peor (el de los agresivos que se exponen más a la renta variable).

El saldo en el acumulado del año de una cesta representativa de deuda global son pérdidas del 1,6%, según los índices de Bloomberg y Barclays, con datos hasta el 26 de diciembre, que se han producido debido a la caída que ha vivido su precio (el funcionamiento de la renta fija es inverso al de la bolsa y su rentabilidad sube cuando el precio del bono cae).

Este contenido es exclusivo para suscriptores de Ecotrader

Suscríbete ahora y disfruta de un mes gratis