El negocio de los yates está en el alquiler y no en la compra

Por Europa Press | 13/09/2017 - 9:26

El crecimiento exponencial del chárter náutico (alquiler de embarcaciones de recreo), frente a la compra de barcos de recreo en los últimos dos años, ha provocado que muchas empresas, históricamente enfocadas a la producción o distribución de embarcaciones nuevas, estén reorientando su actividad hacia el chárter, además de un 'boom' en la creación de nuevas empresas cuyo principal negocio se basa en el chárter y en la oferta de servicios vinculados al alquiler de embarcaciones de recreo, según Nautal.

Según el informe del Mercado de Embarcaciones de Recreo del año pasado, publicado por ANEN

(Asociación Nacional de Empresas Náuticas), el mercado del chárter supuso en 2016 un 26% del total de embarcaciones matriculadas en España, dato que se viene repitiendo en los últimos años; así como el mayor crecimiento de las matriculaciones de barcos de recreo para uso comercial (chárter) frente a las matriculaciones de embarcaciones para uso privado.

"La consecuencia de este cambio de hábitos por parte de los aficionados a la náutica ha provocando la creación de un nuevo modelo de empresas dentro del sector náutico, las cuales nacen dedicadas al alquiler de embarcaciones de recreo y al suministro de servicios vinculados al chárter náutico", explica el consejero delegado de Nautal, Octavi Uyá.

Por otro lado, empresas que históricamente centraban su actividad en la producción y distribución de embarcaciones de recreo nuevas han transformado su modelo de negocio, o parte de su actividad, reorientándose hacia el chárter náutico.

Alto coste de las embarcaciones en propiedad

Si se suman los costes de depreciación de la embarcación, amarres, varada anual, mantenimiento, reparaciones y seguro, el coste de tener una embarcación en propiedad de diez metros de eslora puede estar entre los 10.000 y los 15.000 euros al año.

Según una encuesta realizada por Nautal, los propietarios de las embarcaciones las usan una media de 13 días al año. Además, la encuesta también revela que muchos clientes de chárter náutico valoran positivamente el poder cambiar de tipo de embarcación o de destino.

Atendiendo a estos hábitos, el alquiler, cuyo coste en el caso de un velero de diez metros de eslora para una semana oscila entre los 700 euros en temporada baja y los 1.500 en temporada alta.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter