'Tapas en España', camino de ser Patrimonio Cultural Inmaterial

Por EFE | 12:44 - 19/02/2018

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha iniciado el trámite para que la "tradición cultural de las Tapas en España" sea declarada como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial por considerar que es "uno de los elementos más representativos de la identidad cultural" española.

Según publica el Boletín Oficial del Estado, el Ejecutivo español, a través de la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural, ha abierto el expediente para que esta consumición -que se "realiza normalmente de pie"- sea declarada como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial.

"Las Tapas se han convertido en uno de los elementos más representativos de la identidad no ya solo alimentaria, sino cultural de nuestro país, adquiriendo un gran reconocimiento internacional que las asocia ya de una manera indisoluble a lo español", recoge el texto publicado por el BOE.

En este sentido, la disposición también afirma que "tapear" o "irse de pinchos" se ha convertido en uno de los elementos "más representativos de la imagen exterior de España" y se ha configurado como uno de los elementos "más característicos y populares de algunas ciudades y territorios".

Además, se trata de una tradición cultural que se encuentra "en toda la geografía nacional, siendo un elemento que, aunque con algunas diferencias zonales y/o locales, podemos considerar instalado en todas las regiones de nuestra geografía".

Por su parte, según el anexo de esta disposición, el Director General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural, Luis Lafuente Batanero, aclara que el término "tapa" no siempre es el más utilizado en determinados territorios". En este sentido, Lafuente recoge otros sinónimos como "pincho" o "aperitivo".

Y también aclara que "hay muchas denominaciones" para referirse al hecho de "ir de tapas", que también tiene como términos equivalentes el "ir de vinos", ir de "ronda de vinos", ir de "potes" o ir "de cañas".

"Consiste -explica- en la costumbre de juntarse grupos de personas que realizan, con una temporalidad periódica o no, la visita a bares y tabernas diferentes de una misma zona y situados muy próximos entre sí, con la finalidad de consumir bebidas, básicamente vino y cerveza".

Lafuente, que sitúa el origen más "probable" de la tapa en Andalucía a finales del siglo XIX o principios del siglo XX, también advierte que esta manifestación, "muy especialmente entre el público extranjero", no se puede "plantear" como "una manera de realizar las comidas principales del día (comida o cena)". "No es el objetivo principal para el gran público nacional que lo considera más un aperitivo o un complemento a la bebida", matiza.

Esta petición es un paso previo para que la tapa sea considerada Patrimonio inmaterial de la Humanidad por la Unesco, un reconocimiento cuyos trámites inició Cultura en 2016 y que nació de a propuesta de la Real Academia de la Gastronomía (RAG), quien considera que tapa es "una embajadora destacada de la gastronomía española y de la Marca España".

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0




Evasión en Twitter