León y Cuenca, aspirantes finales a Capital Española de la Gastronomía 2018

Por EFE | 4/10/2017 - 12:06

León y Cuenca han sido declaradas formalmente las dos únicas aspirantes al título de Capital Española de la Gastronomía (CEG) 2018, según acordó el comité técnico encargado de elegir a la ciudad que tomará el relevo de Huelva.

La candidatura de Cuenca, en su segundo intento por obtener el título, ha presentado una dossier con iniciativas y que cuenta con importantes apoyos sociales y políticos como Emiliano Garcia-Page, presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá.

Por su parte, León presenta su dossier bajo el título de "Manjar de reyes" y cuenta con más de más de 1.500 adhesiones de personalidades e instituciones.Un respaldo que cuenta con importantes personalidades políticas como los expresidentes del Gobierno José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, y de cocineros como los hermanos Roca, Juan Mari Arzak o Martin Berasategui.

El presidente del comité técnico, Mariano Palacin, ha sostenido, que "se trata de dos candidaturas muy potentes". De la candidatura de León ha destacado que es apuesta decidida para que una ciudad del noroeste español sea capital gastronómica, y ha valorado su "impresionante" apoyo social. Y de Cuenca ha reconocido su decisión de repetir candidatura:"Demuestra su firme voluntad en conseguir el galardón y el entusiasmo del sector hostelero".

El jurado deliberará y elegirá la nueva Capital Española de la Gastronomía 2018 el próximo 17 de octubre. La nueva capital arrancará su mandato el 1 de enero, fecha en la que finaliza su capitalidad Huelva.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter