Cómo gestionar un restaurante: el secreto de negocios gastronómicos como El Bulli

Por Ana Marcos | 10:00 - 20/03/2017
Imagen: Pixabay

Renovarse o morir. La falta de organización, junto a una deficiente gestión, es el motivo del cierre de numerosos restaurantes, bares... Negocios en los que ha habido una importante inversión que, sin embargo, no triunfan. David López, tras acompañar al maestro Adriá durante tres lustros en su restaurante El Bulli y con una larga experiencia, realizó diversos estudios sobre el tema para llegar a la conclusión de que la razón del fracaso en muchas ocasiones se debe a la falta de herramientas necesarias para lograr un funcionamiento correcto.

Por esto, acaba de crear Fooday (www.fooday.es ), una compañía de apoyo externo integral que estudiará las soluciones necesarias en cada caso, mediante una metodología novedosa y creativa tras un exhaustivo análisis de la empresa. Todo en pos de un certero diagnóstico del negocio para crear un plan de mejoras completo y personalizado.

Confección a medida

Alta costura empresarial también en innovación para alcanzar el éxito en los nuevos retos. Toma rápida de decisiones, eficacia, conocimiento de la competencia... todo se resume en las mejoras oportunas para cumplir objetivos, sin dejar atrás el aspecto comunicativo o de marketing en cada fórmula.

Para López, "es importante reseñar que la mayoría de los errores relacionados con el montaje o desarrollo de un restaurante están motivados por elementos ajenos a la calidad gastronómica que se ofrecen".

Una triste realidad, ya que son múltiples los desafíos que se presentan a los emprendedores en estos sectores para mejorar productividad y calidad de los servicios. "Desde eliminar la burocracia", asegura López, "a asegurar el valor añadido, hallar errores, planificar tiempos, diseñar la estrategia o buscar nuevos productos y servicios". Incluso, crear y confeccionar nuevos modelos de negocio, mejora en I+D y en recursos humanos. En Fooday no faltan las herramientas tecnológicas para optimizar recursos en gestión de la oferta gastronómica y reservas, diseño de restaurantes en infraestructura, publicidad digital y, si es necesario, replantear el modelo de negocio mediante la auditoría de los cambios realizados y su evolución. Todo siempre dirigido a clientes de calidad.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

1
21-03-2017 / 10:25
Su éxito en una sola palabra
Puntuación 3

SUBVENCIONES. Estas empresas son fiascos como negocio sin contar con las importantes subvenciones que reciben del Estado, sino que se lo pregunten a su competencia extranjera que en el último certamen lanzaron el dardo contra ellos.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.



Evasión en Twitter