menu

Nacional

Felipe VI: "España recuperará su pulso, vitalidad y fuerza"

  • El monarca reconoce momentos "extremos" y pide unidad
  • "Vamos a dar un ejemplo de responsabilidad", señala
  • "Todos y cada uno somos parte de la solución de esta crisis"

Ignacio Faes

El Rey, Felipe VI, mandó hoy a los españoles un mensaje de unidad y esperanza ante la crisis del coronavirus. "España recuperará su pulso y su fuerza", subrayó el monarca en un mensaje televisado para todo el país. El Rey apeló a la unidad durante estos momentos para afrontar la situación. "Volveremos a la normalidad si no bajamos la guardia y todos estamos unidos y colaboramos desde nuestras respectivas responsabilidades", subrayó Felipe VI.

El Rey, Felipe VI, se dirigió a los españoles desde el Palacio de la Zarzuela. El monarca presidió la reunión del gabinete de crisis con el Comité Técnico de Gestión del Coronavirus, el foro de coordinación que preside el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, con los cuatro Ministerios que actúan como autoridad competente delegada bajo el estado de alarma (Sanidad, Interior, Defensa, y Transportes).

"Hay momentos en la historia en que la realidad nos pone a a prueba de forma extrema", reconoce el monarca

"Todos debemos contribuir con nuestra actitud y colaboración, por pequeña que sea", apuntó el Rey. "Se que no es fácil en estas circunstancias, pero es lo que debemos hacer por el bien de todos", añadió.

Felipe VI mandó además un mensaje de cariño y afecto a las personas que han perdido a familiares y seres queridos a causa del virus. "A todos, os mandamos todas las fuerzas y todos los ánimos", añadió.

El monaraca reconoció la complejidad del momento que atraviesa España. "Hay momentos en la historia en que la realidad nos pone a a prueba de forma extrema", señaló. "El virus no está poniendo a prueba como sociedad y como Estado", indicó.

"Hay que resistir"

El Rey Felipe VI afirmó que la crisis del coronavirus "no tiene precedentes" y que está la salud de los Españoles en juego. "Nuestras constumbres, nuestros trabajos y, en definitiva, el desarrollo normal de nuestras vidas se están viendo afectados por esta enfermedad", aseveró. "Nos jugamos nuestro estado de bienestar", apostilló.

De este modo, Felipe VI aseguró que, para superar esta situación, "tenemos que hacerlo juntos, entre todos". Para ello, pidió a todos los ciudadanos que afronten estas circunstancias "con decisión y energía". El monarca destacó que "tenemos que resistir, aguantar y adaptar nuestros modos de vida y comportamientos a las recomendaciones de nuestros expertos".

Gratitud hacia los sanitarios

El monarca se guardó unos minutos del discurso para agradecer el trabajo a todo el personal de los hospitales. "No os puede sorprender que desde las ventanas de todas las casas os aplaudan. Estoy seguro que esto os reconforta y os anima", manifestó.

"Vuestra profesionalidad son un ejemplo inolvidable para todos", indicó Felipe VI. "No os podremos agradecer nunca bastante lo que estáis haciendo por vuestro país. Sois la primera línea de defensa", añadió.

"Vamos a dar un ejemplo de responsabilidad, sentido del deber, esfuerzo y, sobre todo, solidaridad para que nadie pueda sentirse solo o desamparado en estos difíciles momentos", concluyó.