Televisión

'Ni que fuéramos Sálvame' aterriza con dardos incluidos a Mediaset en su promoción: "Sin vetos ni censuras"

Contando los días para el estreno de Ni que fuéramos Sálvame el próximo 15 de mayo, Fabricantes Estudio ha lanzado este miércoles la primera promoción del formato que promete recuperar el espíritu del extinto programa de Telecinco. Un vídeo que no llega a los cinco minutos, pero que deja patente todo lo que está por llegar con los rostros más icónicos de las tardes de Mediaset.

"Madre mía, 8:30 de la mañana. ¿No tenéis otra cosa qué hacer? Hala, buenos días", es lo primero que dice la princesa del pueblo nada más salir de su casa tras escuchar la bocina del 'quickiebus' que pasa a recogerla. Un 'quickiebus' que va recorriendo las calles de la capital madrileña.

Así, el siguiente en subirse es Víctor Sandoval, que espera paciente y sonriente con su perro Neo. Sonrisa que poco dura con la llegada de Yola Berrocal, Malena Gracia y Loly Álvarez al autobús: "¡Que manía le tengo!", dice el tertuliano.

Con la llegada de Chelo García-Cortés al autobús, los dardos a la cadena de Fuencarral se hacen eco en el ambiente: "Vamos a decir las cosas como queramos, sin vetos ni censuras", suelta. Un comentario que Víctor Responde con un 'zasca' en toda regla: "Y a ti que más te da, si tú no hablas".

El viaje continúa hasta que aparece Fani Carbajo, embarazada y dispuesta a subirse al autobús de Ni que fuéramos Sálvame, a quien Chelo le recuerda su paso por La isla de las tentaciones: "Hay más imágenes para ti".

Tras la llegada de Pilar Vidal y Lydia Lozano, viene el mejor momento de la promoción: "¡Qué susto!", exclama la intérprete del 'Chuminero'. "Hablando de susto, ¡Mediaset!", exclama Belén Esteban, mientras saludan a la que fue su hogar durante tantos años.

Antes de llegar al destino, Josep Ferré, el habitual imitador de Sálvame, se sube al autobús disfrazado de Carmen Borrego con el saco de Supervivientes: "Este saco es de lo forrada que me estoy haciendo con todas las exclusivas", dice, entre risas como guiño a la recién batería de dardos que le soltó su hijo, José María Almoguera.

El viaje por las calles de Madrid termina con la parada de Jimmy Giménez-Arnau, quien también estuvo en la primera entrega de Sálvame. Así, llegan hasta la sede desde donde se grabaran los episodios del formato con María Patiño, que espera con los brazos abiertos a todos sus compañeros: "Subid que os voy a enseñar el plató".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud