Televisión

Jorge Javier da su contundente opinión sobre el documental de María Pombo: "He visto más vida en un tanatorio"

Jorge Javier Vázquez tiene más tiempo libre que de costumbre desde que se quedara sin trabajo en Telecinco a raíz de la cancelación de Sálvame y de Cuentos chinos en septiembre. El de Badalona, que este lunes presentó el libro de Pedro Sánchez, está pendiente de lo que se cuece en la televisión y también en las diferentes plataformas. Entre lo que ha visto últimamente, el documental de María Pombo.

Tanto es así que ha opinado al respecto este martes a través de X, el antiguo Twitter: "Pombo me recuerda mucho a esas películas francesas en las que no pasa nada porque lo importante es lo que no pasa. Lo que no se cuenta. Lo que se intuye. Lo que sospechas", ha escrito el comunicador.

En su blog, añadió que lo ha visto para estar al tanto: "El esfuerzo tienes que hacerlo porque si no te conviertes en un coñazo de esos que mira a los jóvenes con ojos entrecerrados al tiempo que piensa que cualquier tiempo pasado fue mejor". Y explicó: "He visto más vida en un tanatorio que en este reality. Es como ver crecer una planta. Lo cual me parece tan inquietante como atractivo".

También entra a valorar la relación que María tiene con sus hermanas, Lucía y Marta: "Existe una rivalidad larvada entre ellas que por mucho que pretendan ocultar sale a relucir en varias secuencias. Se quieren pero se vigilan con el rabillo de ojo. Y se juzgan. Y se critican. Y que deben tener unas broncas antológicas lo llevo a juicio, que diría Rafa Mora. Pero no se muestra ninguna. Y eso es lo que me escama. Porque en todo el reality reina una calma chicha muy impostada. Ni un grito. Ni una salida de tono. Emociones de cartón piedra".

Por otra parte, opina sobre ellos, los otros protagonistas: "En cuanto a los maridos, son meros comparsas. Pablo Castellanos, el de María Pombo, es tierno de tan naif. Zamalloa, el de Marta, es el yerno presuntamente ideal y Álvaro, el de Lucía, es ese tipo de hombre que se hace tanta gracia a sí mismo que no se esfuerza en hacérsela a los demás".

Jorge sentencia con una de las suyas: "Las Pombo es, en fin, un campamento de verano de adolescentes tan blanco y tan familiar que asusta. No acabé de verlo por temor a que apareciera Victoria Federica, que es una muchacha muy bien y presuntamente muy antipática que casa a la perfección con todo el paisanaje del reality". No obstante, pone en valor algo: "Alabadas sean las Pombo. Aunque ellas no lo sepan –y quizás no les guste la comparación– tienen mucho que ver Sálvame porque son capaces de tener a la gente enganchada horas, días, años, sin contar absolutamente nada. Y eso, bien lo sé, es algo dificilísimo".

Como respuestas, Jorge ha recibido comentarios para todos los gustos: "Yo sinceramente me pregunto a quién le interesan. A gente de su mismo estilo y nivel de vida supongo. Igual soy yo la rara pero a mí no hay nada que cuenten o compartan que me parezca interesante" o "No le llegas a María ni a la altura del tacón. Ella triunfa tanto en lo personal como en lo profesional y tú eres un fracasado", han señalado algunos.

Con este proyecto, Pombo se sumó a la moda de las docuseries de famosas como ya hicieron las Kardashian en su día o Mario y Alaska. Reciementemente, también tenemos los ejemplos de Georgina Rodríguez, Tamara Falcó o David Beckham. A través de Prime muestra su día a día junto a Pablo Castellano y sus dos hijos, Martín y Vega. En la docuserie, María mostró incluso su parto por cesárea de la pequeña Vega, que nació en junio de este año. Martín nació en diciembre de 2020.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud