Famosos

Tamara Falcó tendrá una despedida de soltera aunque sus amigas prefieran llamarla de otra manera

Íñigo Onieva no es el único que tendrá despedidas de soltero. Su futura esposa, Tamara Falcó, cuenta con una especie de guardia pretoriana, entre quienes están las incondicionales de siempre, y no todas fueron siempre partidarias de ese enlace matrimonial. Sus amigas le están preparando una gran fiesta para antes de su boda. Sin excesos pero con mucha diversión. No se ha hecho público el lugar, pero se rumorea que será en los alrededores de Madrid.

En ese exclusivo grupo encontramos a su cuñada, la actriz Alejandra Onieva, a Luisa Bergel, a la que Tamy considera como una hermana pequeña, a su prima política Isabelle Junot, también la subdirectora de MasterChef, Casilda Aguilera, la empresaria Miskha Caprile, la actriz Lucía Guerrero, Casilda Finat, que comparte con la novia una profunda fe cristiana, al igual que la hermana de Casilda, Ana, que imparte catequesis utilizando las nuevas tecnologías, Andie, experta en Comunicación, Clara López de Lemus, secretaria de la cofradía de la Virgen de la Alegría, Lucía Domínguez Vega-Penichet, experta en Marketing y voluntaria de la Fundación Teresa de Calcuta, Victoria von Fabell-Castell, una de las herederas del importante imperio de los lápices. No sabemos si estará su hermana, Ana Boyer.

Clara calificaba a Tamy hace apenas unos días como "cercana, divertida, ocurrente y con un gran corazón". Dijo que "ha sabido perdonar" y añadió que "Íñigo es buena persona", además de alabar que Tamara haya demostrado algo muy difícil, "como es el perdón". Precisamente, una imagen de la Virgen de la Alegría preside el dormitorio de la hija de Isabel Preysler. Se la regaló Clara, y Tamara colgó en sus redes sociales el siguiente mensaje: "Cada mañana, lo primero que veo al despertar es a esta virgen. Le doy gracias a Dios y a la Virgen María por traerme amigas tan buenas como Clara".

Cuando Tammy rompió su relación con Íñigo, su íntima Casilda fue una de las que más críticas estuvo con Onieva, asegurando que "es mejor para Tamara estar sola que mal acompañada", pero, tras la reconciliación, el cambio de actitud del novio, le ha llevado a reconsiderar su opinión: "He conocido más a Iñigo y me cae mucho mejor. Es bueno perdonar y les veo a los dos muy contentos y felices". Examen de conciencia, y dejar a un lado los malos hábitos, le han servido al futuro yerno de Isabel Preysler para reconquistar a la hija de la reina de corazones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud

Archivado en: