Famosos

Georgina les pone a sus hijos vídeos de niños que no tienen comida y dice que lo de Arabia y los Derechos Humanos son "habladurías"

Georgina Rodríguez Hernández (Buenos Aires, 27 de enero de 1993) está de promoción. Este viernes estrena en Netflix la segunda temporada de su serie y regala entrevistas y audiencia: Pablo Motos logró este miércoles elevar El Hormiguero por encima del 20% e cuota de pantalla, un dato que hoy en día está reservado para momentos casi históricos de la televisión. Y éste lo fue.

Argentina de nacimiento, vivió casi toda su vida en Jaca (Huesca) como una total desconocida pero irrumpió en nuestras vidas como famosa, influencer y fenómeno de masas cuando comenzó una relación con Cristiano Ronaldo a mediados de 2016, si bien el crack portugués no confirmó su relación oficialmente hasta un año después. Más tarde llegó su primera hija en común, Alana Martina, en noviembre de 2017, la cuarta hija del futbolista. En octubre de 2021 anunciaron el segundo embarazo de Georgina y el 10 de abril de 2022 se hizo público el nacimiento de su segunda hija (Bella Esmeralda), y el fallecimiento del hermano mellizo que venía con la bebé.

Lea también: Cristiano estalla contra una influencer que asegura que han mantenido relaciones sexuales: "Es falso y difamatorio"

Muy católica y con mucha fe, ella cree que todo lo que le ha ocurrido en su vida es consecuencia directa de sus oraciones y cristiandad, como dice en su reality Soy Georgina, del que ahora llega su segunda temporada. "Dios siempre me iluminó y me dio la fuerza para luchar y para saber lo que era bueno para mí", dice esta mujer famosa por la gracia del 'dios Cristiano'. En sus mansiones tiene varios altares y publica habitualmente en redes sociales fotografías de ella visitando iglesias y capillas. Se considera ciudadana del mundo en primer lugar, muy española, argentina en tercero y portuguesa. Es casi como la ONU.

Apasionada del ballet y de la danza, trabajó como niñera en el Reino Unido y estuvo empleada ocho meses en una tienda Gucci de Madrid, donde conoció a Cristiano Ronaldo, y en la tienda de Prada en El Corte Inglés. Ya con Cristiano en su vida, hizo un curso de Contabilidad por la Universidad a Distancia de Madrid. 

Les pone a sus hijos "vídeos de niños que no tienen comida"

Es difícil buscar un calificativo para describir su larga entrevista en Antena 3, tal vez se puede decir que fue delirante por momentos, que contuvo frases de vergüenza ajena o que da una idea mucho más cercana de cómo es este personaje mucho más allá de lo que vemos en Netflix. "Yo soy mundial", dijo ante el presentado valenciano. 

Lleva una vida muy ajetreada, y dice que los pocos momentos de relax de que puede disfrutar llegan cuando vuelve de dejar a los niños en el colegio, que es cuando le queda tiempo "para mirar el teléfono", explicaba. "Porque mi tiempo está absorbido por los niños, cinco niños pequeños", aclara. Menos mal que cuenta con una virtud que ayuda: "Soy muy organizada".

Los niños se pegan entre ellos "a veces", según relata la influencer. "En el cole hay veces que les pegan y no se defienden y se hunden. El otro día llegó uno de mis hijos llorando porque le habían pegado. ¿Y tú con lo que calientas en casa no te sabes defender?", le preguntó a su hijo. "Si te pegan y no pegas no te castigo a ti, si te pegan y pegas, castigo a los dos", señaló, danto testimonio de su sistema educativo. "No me gustaría que mis hijos fuesen caneando a los demás, así que me siento súper orgullosa de la educación que les estoy dando", se autoalabó. 

"Nosotros siempre inculcamos a nuestros hijos que hay que cuidar las cosas, que hay que agradecer. La gente no está obligada a tratarte bien por ser hijo de, y alucinan, porque cuando ven a Cristiano jugando en la tele dicen: 'Ahh, es papá' y cuando yo estuve en Mask Singer alucinaban de verme cantar. Les digo que la comida no se deja, y lo que sobra, para merendar... y a veces les pongo vídeos de niños que no tienen comida y les digo esto es lo que os puede pasar".

Georgina quiere ser normal pero no resulta normal, como podíamos imaginar. Para iniciar la promoción de la primera temporada de la serie de Netflix, Cristiano cerró un restaurante en un edificio con vistas en Dubái, y proyectó el tráiler del estreno en la fachada.

"Viajo taaanto..."

"Fue una sorpresa. Estaba organizando las navidades, las pasamos en Turín, ah no en Manchester, viajo taaanto", dijo. "Es que soy súper organizada y cuando viajo me gusta organizarlo meses antes. Llevaba meses diciéndole a Cris aprovechando que vamos a la playa que por qué no estrenamos Soy Georgina y hacemos un cine playa, en la arena, para después de cenar y Cristiano no estaba mostrando interés, y yo me sentía en plan un poco triste".

"Luego, el día de mi cumpleaños me dijo: 'Vamos a ver el atardecer, y yo, jolín, no me había hablado en todo el día de vamos a ver tu reality, vale, vamos, y en el momento que, bueno, que me vi reflejada en edificio, también te digo que pasé un día super especial, me despertaron con la villa llena de detalles, fotos, tartas, mis hijos haciéndome dibujos, Cristiano también super detallista", relató.

"Le he regalado tres coches"

Cristiano, según dice Georgina, es muy generoso con ella, pero ella no se queda atrás: "Le he regalado tres coches, ya no le regalo más. Ya no es original", dijo. Cristiano "es un hombre guapísimo", dijo la protagonista de la noche. Por eso tuvo un flechazo. "Cuando lo vi, era tan guapo que me daba vergüenza mirarle", expresó emocionada. "Me tiró la caña él", añadió. "Yo soy muy vergonzosa". Tuvieron poca conversación en aquella tienda de Gucci donde se conocieron "Porque yo no le estaba atendiendo, estaba atendiendo a la clienta de un amigo mío que estaba de vacaciones", aclaró. "Cuando yo salía, él entraba, y tuve mariposas. Es muy educado, estaba con Junior y unos amigos, dijo: 'Buenas tardes, y fueron buenas tardes. La primera vez que hablamos coincidimos en un evento de moda de una tienda", confesó.

Su vida cambió por la locura mediática. "Me tuve que cambiar de tienda. Fui a Prada a El Corte inglés, que estaba en Castellana y no podían entrar porque las cámaras no tenían acceso a la boutique, pero claro él jugaba en el Bernabéu y cada vez que había un partido parecía el museo de Georgina, entonces todos venían al sitio o a los baños a hacerse fotos conmigo, me traían camisetas para que firmase, y llegó un momento que no pude continuar. Y estando en la boutique fue el The Best y fue cuando oficialmente la gente me conocía. Venían mujeres, paseaban mujeres de jugadores sí es ella, y yo: 'Sí soy yo".

Su vida en Riad, y hacer caca en el avión privado

"Es un país maravilloso, tengo que reconocer que fui condicionada por las habladurías y lo que se escucha. Es un país seguro, familiar y cuidan mucho a las mujeres, a sus hijos, la gente es detallista y generosa. Mi rutina allá donde voy siempre es la misma: hijos, colegio, entreno, de vez en cuando voy a restaurantes, y trabajar y luego gracias a Dios tenemos facilidades y podemos viajar mucho y disfrutar", contó. 

Sobre las ventajas de contar con avión privado, dice que no todo son ventajas. "En el aeropuerto de Manchester me dejaron tirada. Pidieron mis pilotos permiso a Manchester y les dijeron que no, me dejaron tirada, llegué super tarde a casa". En esto, Pablo Motos le planteó esta cuestión sobre hacer sus necesidades durante los vuelos: "En el baño de un avión privado será más grande que uno comercial y cuando vas a hacer caca...". Y Georgina entró hasta en la cocina: "Nunca he hecho caca en el avión". "Yo tampoco, nunca, nunca", contestó Motos. "Cuando he viajado en un avión comercial meterme en un baño calentico y que huela a pastel recién echado, lo odio, me corta hasta el pis", confesó.

Le han ofrecido hacer cine

"Por cuestión de tiempo no he podido aceptar ningún papel. Sé que se me daría bien, he hecho danza clásica que es interpretar un papel, de pequeñita, El lago de los cisnes, El Quijote. Es sacrificado y da tablas en la vida, creo que gracias al ballet soy quien soy. 

Sus días son ajetreados. "En Arabia los niños entrenan más tarde. Tengo dos casas en obras, y me encargo de las obras, de mis empleados. De las rutinas de la casa. Me persiguen las obras; allá donde vaya hay una obra. Queremos una casa operativa en Madrid, nunca se sabe,  tenemos muchos hijos. Junior está siendo más mayor, quiere ser jugador de futbol y no sabemos si en un futuro"...

Georgina desmintió que Cristiano se pensara siquiera fichar por el Atlético de Madrid: "Esa opción nunca estuvo en su cabeza", dijo. Del futbolista contó que es "maravilloso, un padre diez, un hijo diez, hermano, amigo, pareja, jefe, empleado: es maravilloso en todos los sentidos", repitió. "Muchas veces estamos en casa todos comiendo, lo miro, y digo: 'Qué afortunada soy, el gran trabajo que hemos hecho, y lo afortunada que me siento de haber sido elegida por él para crear esta bonita familia, y digo: 'jolín me voy a la cama feliz". Un cuento de hadas, vamos. 

Su vestidor gigante

Dice que su vestidor "ahora es gigante", aseguró. "Lo comparto con Cristiano, y es gigante". El futbolista le dijo: "Hay que rellenarlo de ropa. Es que nos hemos ido a Arabia y dije: mira, lo siento, no me voy a llevar toda la ropa. Te hago dos maletas a ti y dos para mí, y la próxima vez que volvamos a Madrid llevo más y si vienen los invitados o familia te iré comprando. En Arabia el lujo vale un treinta por ciento más. Y no estoy yendo tanto a comprar, y es tan grande el vestidor que me dijo Cris: "Gio, rellena un poquito que voy siempre con lo mismo".

Número de bolsos

Georgina tiene 150 bolsos. "No sé por qué tantos, me lo pregunta Cris. (Cristiano). Para mi cumpleaños le dije: 'Quiero un bolso, el mismo que tengo pero más grande, y me dijo: 'Me niego, no te lo voy a comprar'. Y digo: 'Bueno, ya me lo compraré yo.  Si él me lo regala duele menos. Es verdad que teniendo mil bolsos ya te lo planteas. Y viniendo de donde vengo, que tenía poquitos bolsos antes de empezar con él", espetó.

¿El dinero te cambia?

"Me cambia para mejor porque siento que puedo ayudar a mi familia y mis amigos mucho más que antes. Es gratificante para mí el dinero en este sentido", contestó.  En la segunda temporada muestra el momento donde perdió a tu bebé y Motos le preguntó si no había dolor más grande y cómo lo gestionó. "No hay explicación, me ha traído mucha oscuridad, pero mucho amor, esta temporada me ha servido de mucho, elegí de directora a una mujer que me identifiqué mucho con ella, y me he sentido súper feliz y muy rodeada de todas las personas que han hecho este trayecto conmigo después de la pérdida de mi bebé, mis amigas han estado a mi lado, Cristiano igual. Gracias a Dios he tenido la suerte de compartir esta tragedia con mi gente, es lo que me ha ayudado".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud