Famosos

La cámara del bar donde murió Albert Solà, presunto hijo ilegítimo del Rey Juan Carlos, fue manipulada

Hace casi una semana que Albert Solà, el camarero catalán que afirmó durante décadas ser hijo ilegítimo del rey Juan Carlos, cayó desplomado muerto en un bar donde acababa de reunirse con un amigo. Solo unas horas después, estaba previsto que participara en el programa ¿Quién es mi padre?, como ya adelantamos. A la espera de la autopsia que ha ordenado el juez de La Bisbal (Gerona), se ha difundido que la cámara del local en el que falleció fue manipulada.

Lea también - Matamoros habla de la repentina muerte de su amigo Albert Solà, el hijo ilegítimo del emérito: "Hay métodos de asesinato indetectables"

En las imágenes de la cámara de seguridad del bar en el que falleció Solà aparece la camarera del local atendiendo su teléfono móvil mientras se dirige al objetivo y lo desvía. Desde ese momento, la cámara de seguridad pasa de enfocar a los clientes a sacar un rincón des establecimiento. Este movimiento, llevado a cabo 50 minutos antes de que Solà cayera desplomado, supuestamente a causa de un infarto, impide que se registre la muerte del presunto hijo de don Juan Carlos. Cuando el objetivo vuelve a su posición original, solo pueden verse a los servicios de emergencias levantando el cadáver.

Personas cercanas a Solà aseguran que Albert se sentía perseguido y espiado desde hacía un par de semanas: "Aquella noche, además, Albert no tenía previsto acudir a ese bar. Algo le hizo cambiar de opinión solo unos minutos antes", han afirmado. Eduard, su jefe, no da crédito: "Estaba perfecto, muy bien de salud, muy animado. Tenía miedo por el programa, estaba nervioso y llevaba días sin dormir", ha declarado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud