Casas Reales

La cita que reúne a Rose Hanbury y al príncipe Guillermo en lo peor de la enfermedad de Kate Middleton

Rose Hanbury, el príncipe Guillermo y Kate Middleton

En plena cuenta atrás para la boda del duque de Westminster y Olivia Henson, que se darán el tradicional "sí, quiero" este viernes 7 de junio en la catedral de Chester, no ha pasado inadvertido para la la prensa británica el hecho de que el acontecimiento social más importante de la temporada en Inglaterra reunirá al heredero al Trono británico con Rose Hanbury, la aristócrata a la que varios medios señalaron como supuesta amante del marido de Kate Middleton. Hugh Grosvenor, el novio, está clasificado por las publicaciones que difunden este tipo de listas como el hombre más rico de Gran Bretaña con menos de 40 años.

Tal y como adelantábamos el pasado mes de mayo, se casa el padrino de Archie (el hijo de Harry y Meghan) y su prometida Olivia Henson. El aristócrata y su esposa vivirán en la finca familiar de Eaton Hall, situada en Grosvenor (Londres). Los contrayentes han elegido esta casa de campo por los recuerdos que tiene ahí el propio duque de Westminster y por la tranquilidad de la que dispondrán, ya que la mansión está alejada del ajetreo de la gran ciudad.

La finca es una de las maravillas terrenales de Gran Bretaña, cuenta con 4.400 hectáreas repletas de fabulosos jardines, "un lugar idóneo para formar una familia", tal y como descubrió la mansión la propia Olivia. "Estamos construyendo nuestras vidas juntos y poco a poco cambiaremos para pasar de estar en Londres a pasar más tiempo aquí (Eaton Hall) de forma permanente. Queremos echar raíces y sí, la decisión ha sido realmente fácil", manifestó la todavía prometida del duque de Westminster en una de las pocas intervenciones donde ha hablado sobre su vida privada.

Pero el esperado acontecimiento tendrá lugar en un momento extremadamente complicado para la Familia Real, con las enfermedades de Carlos III, que ya ha regresado a la vida pública, y sobre todo por el cáncer contra el que lucha Kate Middleton, de la que no tenemos noticias desde que ella misma comunicó mediante un vídeo que padecía la enfermedad y que se estaba tratando.

La boda del duque de Westminster, Hugh Grosvenor y su novia, Olivia Henson, ha devuelto a los titulares, de rebote, el nombre de Rose Hanbury. Y todo porque la aristócrata y el príncipe Guillermo estarán presentes en el enlace del próximo viernes, según podemos constatar tras consultar la lista de invitados, que ya se ha hecho pública, que acudirán a Chester, la población de alrededor de 120.000 habitantes (como Alcobendas), a media hora de Liverpool, capital del condado de Cheshire.

En Eaton Hall, la colosal finca de los Grosvenor en la que tendrá lugar la celebración, está la iglesia de St. Mary, en Ecclestone. El duque y su prometida prefirieron celebrar su boda en la catedral, un edificio de estilo gótico y románico del siglo XIV. Hace 20 años, a la boda de la hermana mayor de Hugh, Lady Tamara, con Ed Van Cutsem, también multitudinaria, acudió la reina Isabel y los entonces príncipes Guillermo y Harry. Por distintas razones que todos conocemos, en ésta es muy complicada la asistencia del Monarca y de su mujer, Camilla. Pero la familia Windsor estará representada por el príncipe Guillermo, encargado de recibir a los invitados. La cercanía del duque de Westminster con el príncipe de Gales y su familia es inmensa. De hecho, George (como su primo Archie), es ahijado del contrayente, aunque al ser día lectivo es improbable que se desplace a cuatro horas y media de Londres para asistir a la boda de su padrino. Pero la gran ausente, una vez más, será Kate Middleton.

El duque de Westminster se lleva bien tanto con Harry como con Guillermo. De hecho, el novio llamó al marido de Meghan para invitarle, si bien el propio duque de Sussex y su amigo decidieron que era mejor no asistir "Harry estuvo de acuerdo en apartarse", reza una información publicada en The Times, si bien el rotativo añade que California será uno de los primeros viajes de casado del contrayente para visitar a su querido amigo y su mujer.

La la revista Tatler ha difundido que sería de inapropiado evitar la invitación de Rose Hanbury y de su marido, David Rocksavage. Los Cholmondeley residen hace tiempo muy cerca del lugar de la celebración, la catedral de Chester y además el hijo del marqués es amigo del príncipe George, con que actuó como Paje de Honor en la coronación del Rey Carlos.

De asistir, una de las fotos más buscadas, más incluso que la de los novios, sería la de el príncipe de Gales junto al matrimonio Recordemos que tras las fakes news que relacionaban a la aristócrata con el marido de Kate Middleton, la marquesa tuvo que publicar un comunicado tachando de falsos los rumores.

Titulares de la prensa dentro y fuera de Reino Unido

La marquesa de Cholmondeley ocupó titulares de la prensa dentro y fuera de Reino Unido. Su nombre saltó a la palestra en 2019 por una falsa aventura con el príncipe Guillermo de Inglaterra que su círculo desmintió de manera rotunda. Sin embargo, una broma del presentador Stephen Colbert en The Late Show hace tres meses sumada a las teorías conspiranoicas que se multiplicaban en las redes sociales tras la 'desaparición' de Kate Middleton volvieron a poner sobre la palestra una supuesta relación de la que jamás se han visto pruebas fehacientes y que ha amargado la existencia de la aristócrata.

En marzo, Lady Rose cumplió 40 años alejada del foco mediático, que se empeña en llevarla a la primera plana. Afirman que lo pasó realmente mal con todas las informaciones que le atañen, alimentadas también por su supuesto divorcio de David Rocksavage. Los rumores surgieron en 2019, poco después de la publicación de fake news sobre su presunta relación extramatrimonial con el príncipe Guillermo, porque ambos acudieron a distintos eventos sin sus respectivas alianzas de casados. Se habló, incluso, de un durísimo divorcio. Pero ninguna de estas informaciones fue confirmada y no hay una sola prueba de que nada sea cierto.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud