Casas Reales

Genoveva Casanova y el príncipe Federico, protagonistas de 'especiales' en las televisiones danesas

El pasado miércoles 8 de noviembre Genoveva Casanova cumplió 47 años y recibió como regalo la publicación de las fotografías con Federico de Dinamarca en Madrid. Ante la presión mediática decidió coger el coche y, tras hablar con Cayetano Martínez de Irujo cogió su coche y a sus perros y condujo hasta San Sebastián, para refugiarse en el palacio de Arbaizenea, tal y como habíamos apuntado.

El duque de Arjona y su jovencísima novia mantienen al menos en apariencia buena relación con la amiga del príncipe Federico de Dinamarca. Recrdemos que el más joven de los hijos varones de la duquesa de Alba estuvo casado hasta hace 16 años con Gegoveva y a menudo ha prestado a la madre de sus mellizos la espectacular construcción del siglo XIX.

Fue allí donde la mexicana que Mary Donaldson no quiere conocer en persona donde la mexicana pasó una parte de su convalecencia por la embolia pulmonar que sufrió el pasado julio, una dolencia que, como ya informamos, derivó een un infarto pulmonar, por el que estuvo ocho días hospitalizada.

La revista Hola muestra este miércoles las pruebas gráficas que atestiguan nuestra información, en contra de otras que situaba en Londres o México a Genoveva. El paparazzi Diego Arrabal aseguró que estaba en Londres con sus hijos, igual que otros colaboradores de programas como Paloma Barrientos, que la situó también en la capital británica o Beatriz Cortázar que sijo en el rpograma de Sonsoles que se había ido "fuerra de España". Falso.

Pero es que era difícil captarla en San sebastián porque del palacio solo ha salido en alguna ocasión por necesidad, como recogen las fotografías de este reportaje que publica el semanario. Tuvo que hacer varios recados, entre ellos, solucionar un tema relacionado con su teléfono móvil, que en estos días no para de sonar. Camino de la tienda de telefonía, la publicación la captó manteniendo una conversación. Las imágenes de su rostro compungido, nos dan una idea de la preocupación a que está sometida y que queda reflejada en su cara, como recoge la revista.

La prensa danesa y varios contertulios como Miguel Ángel Nicolás o Alessandro Lequio, entre otros, ponen en duda la versión dada por la agencia en el sentido de que la pillada de Genoveva junto as federico de Dinamarca fuera por casualidad. Existen dos sopciones: que ella se colocara en lugares donde sabía que la iban a cazar o bien que hiciera llegar a travñes de terceras personas la información a la agencia. La tarde del 25 de octubre Genoveva se llevó al heredero danés a la exposición Picasso, lo sagrado y lo profano, en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza. También le tuvo paseando por El Retiro y disfrutando de la cena y el espectáculo flamenco de El Corral de la Morería, pero en un reservado. Salieron los últimos y pasadas la una de la madrugada.

Ella no trató en ningún momento de pasar desapercibida: no se puso gafas de sol para moverse por el centro de la ciudad, ni un sombrer, ni una capuchas o bufanda que la tapara. Lo raro hubiera sido que no la pillaran tarde o temprano.

En ningún momento ni ella ni Federico de Dinamarca han explicado por que el futuro rey de Dinamarca pernoctó en su casa, en lugar de hacerlo en un hotel o en la embajada. "Niego rotundamente las afirmaciones que sugieren una relación de tipo romántica entre el príncipe Federico y yo", aseguraba Genoveva sin aportar respuestas.

La televisión danesa ha emitido especiales sobre el escándalo de Genoveva y el príncipe. Y las revistas y medios locales ponen en duda la versión de la mexicana de que no hay relación sentimental porque, como sostiene ella, son amigos. Las fotos, efectivamente, no demuestran que haya besos o actitudes amorosas. Pero nadie explica cómo es posible que el Heredero pernoctara en la residencia de Genoveva, o tampoco si su mujer, Mary Donaldson estaba al tanto de esta 'a,istad'.

El mismo miércoles 8 de noviembre, Genoveva envió un burofax a través de sus abogados: "Por medio del presente escrito les instamos formalmente a que anulen, rectifiquen y/o desmientan el artículo de ocho páginas con portada del 08/11/2023 y cualquier afirmación o insinuación difundida en la que se manifieste la afirmación e insinuación de una relación sentimental con S.A.R el Príncipe Federico de Dinamarca, que, siendo totalmente falsa, su divulgación causa un grave perjuicio al honor y a la imagen de mi representada, así como a su Alteza Real, por un medio de gran difusión y faltar absolutamente a la verdad". Pero en realidad, la revista Lecturas no atribuía ninguna relación amorosa a la mexicana con el príncipe, simplemente mostraba a un personaje público (atnto, como un futuro rey), con una famosa en lugares públicos.

Para colmo, la publicación del reportaje, coincidió con la visita de Estado de los Reyes de España a Dinamarca. A Felipe VI y doña Letizia les pilló el escándalo en Copenhague y ello generó incomodidad en la gala del martes, mientras los periodistas daneses acreditados en los distintos no hablaban mñas que del príncipe Federico, su amiga mexicana y la cara de la princesa Mary, descompuesta tras la filtración del escándalo.

Tampoco hubo desmentido por parte de la Casa Real danesa. Al comtrario de lo escrito por los asesores jurídicos de Genoveva, el aparato de palacio no negaba nada de lo publicado y se limitaba a decir que ellos no opinan: "Mantenemos una política desde hace años de no comentar ni confirmar cualquier detalle relacionado con asuntos privados. Además, nos gustaría enfatizar nuestro compromiso de respetar la privacidad de los miembros de la Familia Real, incluido el príncipe heredero". O sea, no niegan nada. Dice Hola que "en el momento actual, su amistad se ha enfriado. Lo que queda por ver es si se distanciarán definitivamente o volverán a verse en el futuro". .

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud