El grupo informático estadounidense IBM ganó entre enero y septiembre 5.671 millones de dólares, un 18% menos que en el mismo período del año pasado.

En los primeros nueve meses del ejercicio fiscal 2018, la compañía que durante años dominó el mercado de los ordenadores personales logró un beneficio de 6.777 millones de dólares, muy por encima de lo conseguido este año.

Los accionistas de IBM ganaron entre enero y septiembre de este año 6,45 dólares por título, frente a los 7,37 del mismo período en el ejercicio anterior.

En cuanto a las ventas, la compañía con sede en Armonk (Nueva York) ingresó en lo que va de año 55.370 millones de dólares, un 4,5% menos que los 57.830 millones de los primeros tres trimestres de la campaña anterior.

Los resultados trimestrales no fueron muy esperanzadores para la empresa: vendió por valor de 18.028 millones de dólares, por debajo de las estimaciones de los analistas, ganó 1.672 millones (mucho menos que en el mismo trimestre del año anterior, cuando la cifra fue de 2.694 millones) y obtuvo unas ganancias por acción de 1,87 dólares frente a los 2,94 del mismo trimestre de 2018.

Los ingresos de IBM han caído durante cinco trimestres consecutivos debido a que el crecimiento en el negocio en la nube de la compañía no ha podido compensar la disminución de las ventas en sus negocios de servicios, "hardware" y financiación.

IBM dijo que los ingresos en la nube, de 5.000 millones, aumentaron un 11% en el trimestre.

En el tercer trimestre, IBM redujo su estimación de ganancias para todo el año para tener en cuenta el impacto de Red Hat, señalando la suspensión de las recompras de acciones, un ajuste al saldo de los ingresos diferidos de Red Hat y los costos de equidad y retención.

Sí es cierto que las acciones de IBM han subido aproximadamente un 25% desde principios de año.

"En el tercer trimestre, a medida que continuamos ayudando a los clientes con sus reinvenciones digitales, aumentamos los ingresos en nuestro segmento de Cloud & Cognitive Software y en Global Business Services", dijo Ginni Rometty, presidente, presidente y director ejecutivo de IBM.

A su juicio, los resultados demuestran que "los clientes ven a IBM y Red Hat como una combinación poderosa y confían en nosotros para proporcionarles la tecnología de nube híbrida abierta, la innovación y la experiencia en la industria para ayudarlos a trasladar sus cargas de trabajo a la nube".

Los resultados de la compañía se publicaron al cierre de la bolsa de Nueva York, en una jornada en la que se dejó un 0,62% en sus títulos.