Irma Soriano, madre a los 48 años

Por Europa Press | 27/09/2012 - 10:11
irmas.jpg
Irma Soriano Imagen Europapress

Así de contenta se muestra Irma Soriano tras ser madre de nuevo. A pesar de su dificultad, Irma ha disfrutado el embarazon más que nunca.

Hasta hace unos años, ser madre rozando los cincuenta era un deseo peligroso para muchas mujeres. Hoy, gracias a la ciencia, es una realidad alcanzable. Así ha sido para la presentadora Irma Soriano, quien a los cuarenta y ocho años ha podido ser madre por cuarta vez.

Desde que contrajo matrimonio con Mariano Navarro, la andaluza quería formar una familia con él que completase la que ella ya tenía. Hace tres años nació Carmen, y en septiembre se ha completado 'la parejita'. Luis Juan nació el 15 de septiembre por cesárea.

Irma ya tenía dos hijos de su anterior matrimonio con José Antonio Gómez: Triana, que tiene ahora veintidós años, y Antonio, de diez. Para traer al mundo a su benjamín tuvo que someterse a un tratamiento de fecundación in vitro, y pasar por un embarazo de alto riesgo.

Ella le quita importancia al peligro que supuso su gestación, y asegura que ha llevado "los controles normales de cualquier mujer embarazada", que ha trabajado y viajado sin preocuparse demasiado.

Sin embargo, la presentadora era consciente de que este hijo era diferente a los anteriores. "Sabía que iba a ser la última vez que me acariciaban las entrañas, por eso lo he disfrutado más", explica en una entrevista a la revista ¡Hola!, en la que ha presentado a Luis Juan.

El alumbramiento fue por cesárea, ya que el niño tenía el cordón umbilical enrollado al cuello. Para la veterana madre, fue un momento especial que vivió aferrada a la mano de Mariano, su marido.

Ha querido desmentir que este hijo haya sido un deseo sólo del padre. Irma asegura que ambos lo deseaban, y que se ha tratado de una decisión muy meditada, ya que "un niño no es un regalo ni un capricho".

Sobre los inevitables comentarios sobre lo tardío del embarazo, la presentadora ha respondido con humor. A su juicio, si antes una madre cercana a los cuarenta era una rareza, hoy se trata de una "madurita joven mamá".

Comentarios 0

Evasión en Twitter