Saber estar (2/5): la importancia de mantener el rol profesional

Publicado por en Cambio personal, Ciencia y Management, Competencias, Conducta, Cualidades, Saber estar, Talento, Ultraconciencia.

Una de las dimensiones importantes de esa competencia que podría llamarse saber estar es la de adoptar de manera constante el rol profesional que se desempeña en la empresa. Una mal entendida cultura del “ser uno mismo”, o un entrenamiento profesional superficial, lleva a muchos profesionales a dejarse llevar por sus pensamientos y emociones conduciéndose exactamente como lo harían en su vida personal. Es más que evidente que la autenticidad es una aspiración natural en cualquier relación, profesional o no. Sin embargo, de la autenticidad al abandono del rol hay una larga distancia.

Así por ejemplo, el control emocional es una de las cualidades que más pueden ayudar a los profesionales a mantenerse en su rol. Ante un momento difícil, un conflicto o una situación delicada, mantener la serenidad más allá de lo que cualquiera haría en su vida personal es una clave imprescindible del saber estar. Una destreza que ha de aplicarse en la inmensa mayoría de las ocasiones con los compañeros, más aún con los proveedores, y siempre con los clientes.

De igual forma, el silencio y la observación atenta son cualidades imprescindibles del saber estar. Sobre todo en los nuevos contextos, en los que hay una mayor diversidad a todos los niveles. Cada organización y entorno tiene sus códigos, pautas y protocolos. Y muchos de ellos no son explícitos. Prestar la debida atención para captarlos y conducirse adecuadamente forma parte de esta habilidad clave que es el saber estar. Siempre será mejor callar algo conveniente que decir algo inconveniente. Y desde luego siempre será mejor el exceso de prudencia que cualquier dosis, siquiera mínima, de imprudencia.

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.