última Estrategia
Recomendamos comprar CISCO (nasdaq: CSCO) al 50% de un lote(15:41)

Las divisas latinoamericanas: Oportunidad en un escenario de calma social

7:10 - 17/01/2020
Más noticias sobre:

El año 2019 será recordado por muchas cosas pero, entre ellas, será el año en el que la sociedad latinoamericana salió a la calle para protestar en contra de sus respectivos gobiernos, con movimientos históricos como los que se han vivido en países como Chile, Ecuador o Bolivia. También será el año en el que el kichnerismo volvió al poder en Argentina, Lula salió de la cárcel para crear un frente opositor a Bolsonaro en Brasil, AMLO certificó su primer año en la presidencia mexicana y Maduro aguantó el trono en Venezuela, además de unas elecciones en Uruguay que cambiarán el signo de gobierno 15 años después y un Congreso bloqueado en Perú.

Con este enrevesado puzle político, social y económico, 2020 se presenta como un año clave para devolver la estabilidad a un mercado que no crece lo que debería desde 2014, cuando tocó fondo su economía. Este último lustro ha sido el de menor crecimiento de la región de los últimos 40 años. Para 2020, según las estimaciones del consenso de bancos de inversión que recoge Bloomberg, el PIB de la región repuntará un 1,9%, la mayor tasa desde 2017. No obstante, las perspectivas en torno a la inflación son peores, ya que se espera un nuevo repunte de más del 8% para el conjunto de las economía del sur del continente americano, algo que no ocurría desde 2016.

En esta última ecuación tendrá mucho que ver cómo evolucionan las distintas divisas latinoamericanas, las cuales ya en el último año se movieron con altas volatilidades. Esto afecta directamente a la bolsa española, que tiene en Sudamérica (y México) uno de sus principales mercados. Según los datos compilados por FactSet, aproximadamente un 15% de los ingresos totales del Ibex en 2019 procedieron de esta región.

El peso mexicano, el real brasileño y el peso argentino

Sin duda, la más volátil fue el peso argentino, que en los últimos 12 meses se ha dejado un 36% ante la incertidumbre que ha traído la victoria electoral de Alberto Fernández, del partido peronista. La moneda chilena también se ha depreciado considerablemente, casi un 10% (lo que obligó al Banco Central a intervenir la moneda), tras las fuertes protestas sociales que tendrá en el referéndum constitucional su punto álgido este año, en concreto, a finales de abril, por el cual se decidirá si se lleva a cabo y quien, una nueva carta magna en Chile.

Por su parte, el real brasileño ha cedido un 6,5% en los últimos 12 meses pese al fuerte rebote de la bolsa carioca, que ascendió un 30% en el primer año de Bolsonaro. En contra vuelve a tener al líder del Partido de los Trabajdores, Lula da Silva, que fue excarcelado en noviembre y ha recuperado un terreno que será examinado en las elecciones municipales de este año.

Por contra, el peso mexicano se ha anotado más de un 5% frente al euro este último año. El gobierno de AMLO (López-Obrador), líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) ha cumplido un año recientemente, en el que el país centroamericano ha llegado incluso a entrar en recesión técnica. Olivia Álvarez, analista de Monex Europe, apunta que "los movimientos más volátiles del peso reflejan la incertidumbre y la desconfianza de los inversores en torno a las políticas públicas". "Sin embargo, sus subidas responden a las mejores condiciones de tipos para realizar carry trade con otras divisas como el dólar", añaden desde la firma especializada en divisas.

Ranko Berich, jefe de análisis de Monex, explica que "la debilidad del crecimiento económico en la región tiene como telón de fondo la caída de los precios de las materias primas, de cuya demanda son muy dependientes estos países, así como, más recientemente, la incertidumbre por la guerra comercial entre Estados Unidos y China".

Según las estimaciones del consenso que recoge Bloomberg, de cara a los próximos cuatro trimestres, es decir, al final del ejercicio, el peso argentino debería estar un 24% por encima, el peso mexicano un algo más de un 2% y el real brasileño se depreciará en 4,5 puntos porcentuales frente al dólar. "Los riesgos políticos no son un factor menor. El futuro de la región dependerá del sentimiento inversor en torno a la situación política", apuntan desde Monex. "Nuestras expectativas de ver un rebote en el crecimiento, unido a la debilidad esperada del dólar sugieren que las divisas latinoamericanas puedan empezar a recuperar parte del terreno perdido en 2019, sin embargo, la inestabilidad política y la violencia continuarán siendo un riesgo sobre estas previsiones", concluyen.


Acciones EEUU
0,50€ + 0,004$ por acción

Abre una cuenta en degiro.es.
Nota: Invertir conlleva riesgos de perder el dinero depositado