¿De verdad saben lo que tiene que hacer?

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, deleitó a sus votantes-ciudadanos el pasado fin de semana, durante el congreso de su partido celebrado en Sevilla, con la célebre frase de “Sabemos lo que hay que hacer y lo vamos a hacer”. El ciudadano-votante inteligente quizá se hubiera sentado más reconfortado si a continuación hubiera añadido alguna de las medidas que piensa tomar para recuperar la credibilidad ante los mercados. Pero como los políticos intentan imponernos la moda de las ruedas de prensa sin preguntas y, por lo que se ve ahora, las frases sin respuesta, todos nos hemos conformado con sus sabias palabras. Unos días después, la secretaria general del PP y, a la sazón, presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, anuncia la reinstauración del Impuesto de Patrimonio. Uno se pregunta si acaso sería eso a lo que se refería Rajoy. Es incomprensible que unos gobernantes que se declaraban liberales hasta ser elegidos, se hayan estrenado con una subida de impuestos a discreción para las clases altas y medio-altas sin que antes hayan tomado medidas drásticas de recorte y reorganización del gasto público. Desde luego, decisiones así sólo se pueden entender en clave electoral andaluza, porque el Impuesto de Patrimonio castellano-manchego pretende recaudar 16 millones de euros. Una gota de agua en el oceano comparado con los más de 4.000 millones de deuda heredada. Se ve que como a Castilla-La Mancha le sobran empresarios y magnates dispuestos a invertir allí su dinero y pagar impuestos, Cospedal quiere ahuyentarlos. ¿De verdad saben lo que tiene que hacer?

Los comentarios están cerrados.