Mas debe marcharse

El caso de Artur Mas me recuerda mucho al de Juan José Ibarretxe, el ex lehendakaria que echó un órdago soberanista y tuvo que marcharse, porque lo único que consiguió fue reforzar a Bildu. Mas no sólo ha perdido una docena de diputados, sino que ha reforzado a ERC e ICV, la misma izquierda del tripartito que llevó a Cataluña a la ruina económica. Mas tiene dos soluciones o gobernar en minoría o aliarse con ERC. En cualquier caso, tendrá muy complicado sacar adelante los recortes. Habrá analistas que crean que los independentistas ganan adeptos, aunque en realidad el que gana es Rajoy. Mas le dijo “o pacto fiscal o atente a las consecuencias”. Y el desafío ha quedado en nada. Lo que debería ahora hacer es marcharse.

Los comentarios están cerrados.